Flora

PÁGINA WEB NUEVA (hermana de esta página web).   Hayedos y robledales de Castilla y León, abedulares, encinares, sabinares, rebollares y pinares… flores de muchas especies, etc…

Ahora que vas a visitar al pueblo de Crémenes te gustará saber cómo está el pueblo según las estaciones del año. Mira esta página, CRÉMENES VIVO (las estaciones del año en Crémenes), en la que verás lo que se puede esperar del lugar. Son IMÁGENES del Pueblo de Crémenes. Marquesado de Crémenes, León. Crémenes Medio Ambiente,  primavera, verano, otoño e invierno en Crémenes, León.

La Junta de Castilla y León al hablar del Parque Regional de los Picos de Europa no sólo presenta su importancia en todos los campos sino también su vulnerabilidad. Habla de su riqueza faunística, botánica y geológica. Habla de su Flora y vegetación que es lo que aquí se quiere apuntar con respecto a Crémenes.

(Medio Ambiente en Castilla y León. V. 10, año V. Dossier Central: La Montaña Oriental Leonesa.)

Sabinar, pinar, robledos y hayedos en Crémenes

Sabinar, pinar y al fondo robledos y hayedos. Foto desde Serrialba – Los Collaos, Crémenes

Los grandes apartados a considerar son sus bosques, matorrales y prados.

Nuestros bosques de la España atlántica, de transición y mediterráneos, incluyen los mayores hayedos y robledales de Castilla y León, abedulares, encinares, sabinares, rebollares y pinares, lo cual, junto con la gama de pisos vegetales, se ha invocado como valor natural; pero el paisaje refleja su explotación milenaria.

En la montaña leonesa muestra su superficie forestal  y distingue las arboledas, matorrales, pastizales y prados. Los prados ocupan áreas bajas ganadas al bosque, como vegas y pies de laderas. Y el pastizal bajo la campera se extiende desde los pueblos por el tramo medio de las vertientes a costa de bosque, y cortándolo a veces hasta enlazar con el pastizal de altitud de los puertos.

Mirando a un legado del pasado se nota un espacio agrario tradicional; los prados son de propiedad privada, para pasto por tipos de ganado. Las camperas, cerca de los pueblos, se destinaban a yuntas (boyerías). El vacuno de recría pastaba en camperas lejanas, hasta el pie de los puertos, aprovechados, más en el pasado, por el ganado ovino, merinas, el caprino y el equino. La malla vegetal se concertaba con el pastoreo de turnos, o veceras, por tipos de ganado.

No es el caso aquí de hacer un estudio del Medio Ambiente. Si no, más bien, de presentar tímidamente la flora del entorno de Crémenes.

Haya, Sierra del Castillo, Sobremonte, Crémenes

Haya, Sierra del Castillo, (Sobremonte) Crémenes

Los hayedos merecen una primera mención, generalmente encontrados en las umbrías, y en substrato calizo o silíceo.

Entre las hayas (fagus sylvatica) se intercalan árboles o corros de roble albar (Quercus petraea), abedul (Betula celtibérica), argomeno (Sorbus aucuparia), arce (Acer pseudoplatanus) y llamera o negrillo (Ulmus glabra).

Con talla arborescente abundan el acebo (Ilex aquifolium), el mostajo (Sorbus aria) y el tejo (Taxus baccata).

En el matorral abunda el brezo (Erica australis), arándano (Vaccinium myrtillus), escoba (Genista florida) y el piorno (Cytisus purgans). Tambien el verdemonte (Daphne laureola) y gayuba (Arctostaphilos uva ursi).

Roble, Valdepino, Argovejo

(Quercus robur) roble común, roble carvallo. Foto en Valdepino, Argovejo.

Entre los arbustos son comunes los avellanos (Corylus avellana) y frambuesos (Rubus ideaus).

Se distinguen los robles albares, formando bosques diferenciados, son apreciados por su madera. Además del quercus robur merecen mención los rebollares (Quercus pyrenaica) en los que se solapan bosques con tallares tupidos arborescentes y con estolones en solanas silíceas. Entre ellos crece la escoba y el piorno, el brezo y la zarza. Hablando de los robles conviene distinguir dos especies, las carballeras o cajicas y los melojares. Las carballeras contienen árboles de corteza oscura y de porte robusto. Crecen lentamente y pueden tener un larga vida, más de 800 años; quizás por ello el dicho popular ¨tiene una salud de roble…¨

El pinar silvestre se (pinus sylvestris) es muy reducido al presente. Están en fase de repoblación junto con el laricio (Pinus nigra) desde los años 50. Los retoños del pinar de la Corona se plantaron en la primavera-verano del año 1949.

A la sabina (Juniperus thurifera) y enebro (Juniperus communis)  o Rhummus alpina, les corresponden todos los honores en Crémenes y se le dedica un capítulo breve aparte. Ver sabinar Crémenes

Se dice que el monte se está comiendo al pueblo…Es el arbusto de valor ecológico dispar, a él pertenecen los brezales, los escobales y tojales de leguminosas nitificantes. La expansión del matorral se produce a costa del pasto; los escobales desplazan a las camperas y los tojales ocupan los puertos junto con los brezales. Los escobales, por su altura (hasta de 3 m.) y su densidad resultan impenetrables y sus masas cierran el paso al ganado, dificultando el pastoreo. Crémenes esta viendo la solución en el desbroce mecánico, en lugar de quemas. Se vienen limpiando docenas de has. en su primera fase con resultado esperanzador y más estético.

Siempre al paso está la zarza (Rosa canina) cuyo fruto es el cinorodón (vocablo griego, kun, nos = perro y rodon, ou= rosa). Dicha fruta después de la caída de la hoja y bien entrados en los rigores invernales sobresale por su color rojizo; es más comúnmente conocida como escaramujo o garabita o tapaculos. Cuando está bien madura hasta las aves se nutren de ella. Es rica en vitamina C.

Las hierbas del prado y el pastizal tienen un crecimiento limitado por el frío el período de mayo-octubre y por el agostamiento de algunas solanas.

Las gramíneas y las leguminosas son la base del heno, destacando las espiguillas, ballicos, y dáctilos (géneros Bromus, Poa, Lolium, Dactylis) junto con los tréboles y arvejacas (Trifolium y Vicia).

Crémenes huele a monte y caliza.

De abajo a arriba en altitud, Crémenes y su entorno es como un anfiteatro natural conformando un paisaje vegetal compuesto por la vega, el prado, la campera, el bosque, el puerto, la peña y  los picos. A cada altura crecen en distintos periodos del año otras plantas, a las de la huerta les debemos nuestro devenir, y las florísticas nuestra poesía y triunfo. A tal variedad se las dedicará otra breve página aparte.

Arándano (Vaccinium myrtillus) en el Vallejo (La Corona) Crémenes

Arándano (Vaccinium myrtillus) en el Vallejo (La Corona) Crémenes

Algo más se comentará a propósito de la hierba y los cardos; las setas como la Calocybe gambosa de primavera, más conocida como de San Jorge (23 de abril) o harinera o perro-chico, perretxico (Vasc.); los tallos, y las endrinas, sin menoscabo del romero, el orégano, el tilo, el té de la peña, el poleo, el berro etc.., de las ulagas y gatuñas…, de juncos y llapazos…, y todavía no se ha mencionado a algún árbol frutal, o vegetal hortícola…(De las manzanas hacen buena sidra en casa de Joselito y  los hijos de Fernando/Cesaria R.I.P. tienen buenas muestras). Y andando por el monte en verano uno se topa con ricos arándanos y frambuesas, moras y dulces fresas silvestres. El chopo y  la salguera son parte del paisaje…

Gracias por comentar, añada datos. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s