LA VIRGEN DEL CAMINO, DE LEÓN

Nota introductoria al libro de D. José González Fernández, La Virgen del Camino, de León. Nótese que el libro salió a imprenta en el año 1925:

Tres Santuarios han precedido al actual (de 1961), el Primer santuario o Ermita se construyó entre los años 1514 y 1516, se abrió al culto y duró hasta 1644, tras derribarse en 1644 comienza a construirse el segundo Santuario terminándose la Capilla y el retablo en 1652, pero antes de quedar terminado, en 1662 se derrumba, para construir el tercer Santuario que permaneció en pie hasta 1958, año en el que comienzan las obras el actual SANTUARIO, y cuarto, obra del Arquitecto Dominico P. Coello de Portugal, siendo las esculturas de la fachada y las puertas del Santuario obra del Arquitecto Catalán Subirachs, el Arquitecto de la Catedral de Barcelona la Sagrada Familia.

En este libro publicado en 1925, el canónigo D. José relata las múltiples vicisitudes por las que pasaron los tres Santuarios primeros. El actual y cuarto santuario regido por los Dominicos es de muy reciente factura inaugurado el 5 de septiembre de 1961 fecha de la defunción, en el pueblo de Crémenes, León, del autor de este libro, D. José González Fernández.

El Papa Benedicto XV concedió que pudiera ser coronada canónicamente. No se celebró la Coronación Canónica hasta 1930.

La Virgen del Camino es también:
• Regidora Honoraria y Perpetua del ayuntamiento de Valverde de la Virgen, desde el 30 de junio de 2005.
• Basílica Menor. El Papa Benedicto XVI le concedió el título el 24 de febrero de 2009.

____________________

ÍNDICE

Invocación.
Culto a las Imágenes de la Virgen   Pág. 5
Las Dolorosas. Mater Dolorosa      Pág. 11
Las Dolorosas en España    Pág. 14
Aparición de la Virgen del Camino en León  Pág. 22
Milagros de la Virgen del Camino   Pág 67
Novenarios y Romerías de la Virgen del Camino  Pág. 81
El arte en la Virgen del Camino    Pág. 90
La Virgen del Camino en nuestros días. Coronación Pág. 98

Apéndices      Pág. 107 y siguientes (no incluidos en esta página web) ____________________

EL LIBRO

GONZÁLEZ, J. La Virgen del Camino, de León. Imprenta Católica, León, 1925

INVOCACIÓN

Invocación a la Virgen del Camino

Invocación a la Virgen del Camino, José González

A Ti, Virgen Dolorosa del Camino, dedica este trabajo un leonés. Tú que eres emblema de amores regionales, consuelo de afligidos y de los que sufren, luz; Tú que trajiste al alma leonesa, en tiempos de dolores supremos, alientos para sufrir y motivos para esperar; Tú que posees el secreto de calentar los corazones fríos, y de reunir en Tu Santuario y en torno a Tu Imagen a las muchedumbre indiferentes a las caricias de Tu Divino Hijo; Tú que te apareciste a un pastor pobre y humilde para que los humildes y los pobres tuvieran, en Tu protección, una Madre, en Tu martirio, un ejemplo, y un consuelo en Tus dolores; redobla Tus cariños a la tierra leonesa; y ahora que los leoneses te quieren coronar, Reina de sus almas, bendícelos como hasta aquí, para que , así como en Ti confiaron nuestros padres, sigas siendo la esperanza de los leoneses de hoy y la Aurora de los leoneses de mañana.

Virgen del Camino:

Quando corpus morietur,
Fac ut anima donetur
Paradisi gloria. Amen.

León, 11 de abril de 1924, fiesta de los Dolores de la Virgen.

El Autor:
J. González

Volver al índice

_______

CULTO A LAS IMÁGENES

LA VIRGEN DEL CAMINO DE LEÓN

Iconológicamente considerada, es una Dolorosa posterior al siglo XIV.

¿Por qué se apareció con este título? ¿Cuándo se apareció?)

La Virgen, los Ángeles y los Santos se aparecen de ordinario en dos formas: o en sueños, manifestando su voluntad como enviados de Dios, o en figura corporal, hablando la lengua de aquellos a quienes se aparecen.

Una cosa es la aparición de la Virgen y los Santos, y otra la aparición de una imagen escultórica. Lo primero es tan antiguo como la Iglesia. A los Mártires en las catacumbas y en el suplicio: a los anacoretas en las grutas del desierto, a los monjes en sus celdas, y a las personas de vida activa, a los Obispos, a los Reyes, a los guerreros en trances apurados y en las situaciones difíciles de sus ministerios.

Algunas de estas tradiciones han sido recogidas por la Historia o conservadas por una tradición más o menos discutible; pero la gran mayoría de estas apariciones han quedado sepultadas en el secreto de los interesados.

La aparición de las imágenes de la Virgen y de los Santos, ofrecen en Europa, y sobre todo en España, casi siempre los mismos caracteres.

El culto público de las imágenes es menos antiguo que el culto privado; pero uno y otro son populares y entusiastas desde el siglo VI.

Entre las imágenes las hubo que ofrecían más interés, más devoción, más cariño, según que a ellas estaba vinculada la tutela y protección de un pueblo, de una región, de una familia. Y cuando desaparecía la región, la familia o el pueblo, la imagen devota raras veces se perdía. Se la ocultaba en un matorral, en una gruta, se la enterraba en las sepulturas, en las fincas urbanas o rústicas; y en la huida y emigraciones, la imagen popular recorría el mismo éxodo que la familia o el pueblo.

Fue nuestra patria, aun después del siglo IV, teatro frecuente de invasiones de pueblos que traían distinto ideario religioso, y a los indígenas que no capitulaban, no les quedó otro remedio que la huida, en masa, hacia regiones en donde la defensa era posible y en donde la resistencia no era una locura.

Por lo que hace a nuestra tierra – que tuvo una espléndida floración cristiana en la época de los Romanos -, sabido es que los pueblos bárbaros, los suevos y visigodos no lograron romper los muros de La Legión VII, viviendo nuestra ciudad, y una gran parte de los pueblos Astures y Cántabros, con sus leyes, con sus costumbres, con su régimen municipal, con su religión.

El esplendor de la Iglesia Visigoda no alumbró nada la historia leonesa. El Monasterio de San Claudio – extramuros de León – nos dice, con el martirio de los abades el tesón católico de los leoneses y la existencia de su culto público y exuberante. Por entonces nos dice la tradición que se apareció la Virgen del Camino, llamada así por estar la iglesia a ella dedicada, a la vera del camino romano. Claro está que esta imagen antiquísima no podía ser Dolorosa como lo fue desde el siglo XV.

Pero viene la ola Agarena y la parte norteña de León fue un refugio para los emigrantes y una muralla que detuvo la invasión.

La restauración de Covadonga tiene tanto de leonesa como de asturiana (1).

_______
(1) Es un laberinto sin salida todo lo relativo a los orígenes de Covadonga. Sin noticias de la época, sin crónicas anteriores al siglo IX, la crítica moderna va abriendo paso, a golpe de ingenio, por entre el matorral de una historia manca, oscura y tejida, siglos después de los sucesos. Algo que se ha podido utilizar de las crónicas árabes; y los secretos de la Arqueología que empiezan a clarearse, nos inducen a creer que la resistencia cristiana en los macizos de los Picos de Europa duró cerca de veinte años, hasta el triunfo sonado y definitivo de Covadonga, que dio su nombre a una serie de batallas que se verificaron en los valles asturianos y leoneses. Los valles de Sajambre, Valde de Eon, Buraon, Primalias, y Liébana, fueron teatro de luchas épicas que gastaron a los ejércitos invasores, cuya táctica no era otra que barrer los núcleos de resistencia cristiana hasta el Cantábrico, para pasar los Pirineos sin peligro en las retaguardias, último objetivo de las táctica de Muz y Terif.

En Valdeón, y sobre todo en campo de Corona, hay, sin duda, restos arqueológicos que deberían ser explotados.

En los demás valles montañosos de Riaño no hay indicios de dominación sarracena, a no ser la derrota de Lutos, y Collada de Muertos en tiempos de Alfonso II, y éste debió ser un episodio de huida.

Almanzor no pasó de las gargantas, en las que dejó la huella de sus pasos en Puente Almuhey y en Jaharit, a la salida de los ríos Cea y Esla.

El valle de Reyero y los pandos pantanosos de Pardomino algo dicen que pueda tener relación con la batalla de Lutos, que no pudo ser en Asturias, limpia ya de moros, ni mucho menos en Lugo.
________

Y entonces fue cuando se pobló nuestra tierra de religiosos, de Santos y de imágenes sagradas traídas de la Bética, de Toledo, de las llanuras de los Campos Góticos.

No pocas de éstas fueron ocultadas, y el tiempo, fiel aliado del olvido, se encargó de borrar la memoria de las imágenes y de las reliquias. ¡Cuántas de éstas estarán todavía bajo el piadoso manto de la tierra! ¡Y cuántas habrán perecido en aquel traqueteo, en aquel entrar y salir de gentes que no pensaban más que en espadas y Corazas.

Pero rodaron los años y el hierro de las lanzas se fue convirtiendo en rejas de arado, y un monje, un colono, al roturar un matorral se encontró con una Imagen de Santa María. El suceso impresionó en el Monasterio, en la parroquia, en el castillo del señor, y la imagen fue llevada con gran entusiasmo a la iglesia, para recibir el culto de gentes sencillas y creyentes.

Otras veces fue un pastor que entretenía los ocios estivales tañendo el rabel (1) o la chirivía, cantando los romances de moda, el último cantar que acababa de cantar el vagabundo trovero. Eran historias de epopeya, suspiros de cautivos, cantares bravos de Bernardo del Carpio o amores dulces de D. Bueso o de la Infantina.

En todas ellas culminaba la protección de la Virgen, y una tarde… el sol moría entre nubes agujereadas como traje de mendigo; llamaba a la oración la campana de la parroquia, y el pastor, al recoger el ganado, vio salir de una gruta unos rayos de luz sugestivos y raros; se acerca tímido y ve a una imagen de la Virgen despidiendo sonrisas y amores.

______
(1) Era el rabel un instrumento músico y muy usado por la gente rústica: tenía tres cuerdas y se tocaba con arquillo. V. Marín, notas al Quijote, t. I, pág, 350
______

A los pocos días aquella imagen es milagrosa, y acuden romeros a venerarla, y crece tanto la devoción, que la ermita del pueblo es pequeña para la gente que acude. (1)

¿Que esto no es milagro? ¡Qué importa! A veces el milagro, en las gentes sencillas, tiene no poco de sugestivo, y si el origen no es prodigioso, los prodigios que se suceden en el desarrollo del culto son incontestables.

¿Qué forma tenían estas imágenes? Hasta muy entrado el siglo XIII son imágenes pequeñas, como la de Covadonga, (2) de la cual dice el cantar ¨ye pequeñina y bonita¨, siempre con el niño en los brazos, con corona real, con cerco en la frente, algo hieráticas, tiesas, sin pliegues los vestidos, pero expresivas todas y con coronas, En el siglo XIII, el arte se cuidó más de las formas, y las imágenes de la Virgen empiezan a ser más risueñas, más esbeltas, más humanas, pero nunca Dolorosas.

_______
(1) Vid. Villafañe. ¨Historia de los Santuarios¨

(2) La actual imagen fue regalada por el Cabildo de Oviedo a fines del siglo XVIII, después del incendio que redujo a cenizas todas la antigua Capilla, en octubre de 1777.
_______

Volver al índice

MATER DOLOROSA

La forma más antigua en que fue representada la Virgen, fue como Madre de Dios, sobre todo después del Concilio de Éfeso – 431-. Por eso se la ve siempre con el Niño Jesús. Raras veces aparece como ORANTE, y más raras todavía como Dolorosa, y eso en actitud stante en el Calvario, llevando una mano en la mejilla, en señal de dolor, según S. Cipriano – Epist. XI -, como la que describe Martigny, ¨Diccionario de Antigüedades Cristianas¨. Este tipo raro no es anterior al siglo VI.

En las escenas del Calvario aparece la Virgen, algunas veces en los sarcófagos y sepulturas, pero sin la forma de Dolorosa, o Pietás, con el Divino Hijo moribundo o muerto en su regazo. Esta forma es la que no apareció antes del poema Stabat, y en España hasta el siglo XV, con el título de Angustias, de los Dolores, o Dolorosa.

Los Dominicos popularizan los Misterios del Rosario, pero los artistas no supieron o no se atrevieron a beber en aquellas fuentes de la inspiración y de ternura que ofrece la Virgen con el Divino Hijo muerto o moribundo en su regazo. Fueron los Franciscanos, fue Jacopone de Todi (1), a ratos loco, a ratos fustigador de Reyes y de Papas, pero siempre altísimo poeta, el que compuso los dos famosos Stabat Mater, el Pesebre y el de la Cruz, los poemas – a excepción de los de la Biblia – que ha arrancado más lágrimas a la humanidad y han derramado más consuelos en el corazón humano.

Las estrofas del Stabat de la Cruz saltaron pronto las fronteras de Italia; se apoderaron de ellas los pintores y los escultores, brotando en todo el Occidente esas Pietás, pasmo del arte y hartura de la piedad cristiana.

Estamos en el siglo XV, y el culto que se ha teñido siempre con los matices del ambiente social recogió las Dolorosas no sólo como una expresión real, sino como un espejo que reflejaba los dolores de la Iglesia y las lágrimas del pueblo. Siempre lo mismo. Cuando los tiempos son duros, el arte es duro también; cuando las costumbres son muelles, suaves, afeminadas, el arte hace imágenes de colorines, sonrosadas, pringadas de afeites.

______
(1) A pesar de la opinión de Menéndez Pelayo, que niega a Jacopone el Stabat Mater y a Celano el Dies irae, es hoy común la creencia de que Jacompone compuso ambos Stabat, primero en la Cruz, y después en el Pesebre, que es casi una copia del primero. Hay en él estrofas de una suavísima dulzura, como la VI: ¨Quis non posset colletari – Christri Matrem contemplari – ludentem cum filio¨? Pardo Bazán lo publicó íntegro en el tomo II de ¨San Francisco de Asís¨.

Jacopone fue tenido por Santo en Toscana. Murió en una noche de Navidad, cantando estrofas a la Virgen en el Pesebre.
______

Y el siglo XV fue para Europa el siglo de los grandes dolores.

Los turcos se apoderaron de esa llave que se llama el Bósforo; los Papas salieron de Aviñón, sin prestigio, para sufrir el gran cisma; la Iglesia, huérfana; los Reyes, en luchas fratricidas, las Órdenes Religiosas, cultivando el ergotismo en las escuelas y pudriéndose en la charca de las riquezas; el feudalismo pujante, las Cruzadas muertas, la Nobleza díscola y revoltosa; el pueblo supersticioso e ignorante; la literatura balbuciente y las ráfagas de ciencia que trajeron los griegos que huían del alfanje turco impregnadas de un materialismo corrompido y corruptor.

En Medio de aquella cerrazón empezó a irradiar la poesía popular y el arte se saturó de un misticismo piadoso. El pueblo que oraba en las Catedrales y en las Abadías Bizantinas no halló, para calmar los dolores del alma, más culto que el de aquellas Dolorosas Italianas y Flamencas que herían con el recuerdo y consolaban con la esperanza.(1)

_____
(1) En 1423, en un Concilio de Colonia se estableció la fiesta de la Virgen de la Piedad, para contestar a la campaña de los Husitas que blasfemaban de la Virgen de los Dolores. Pronto se hizo común la práctica de celebrar esta fiesta el viernes anterior al Viernes Santo. El Cardenal Cayetano dice que en su tiempo era ya popular esta fiesta, y en muchas iglesias con octava, durante toda la semana de Pasión.
______

Volver al índice

LAS DOLOROSAS EN ESPAÑA

Así sucedió en España. Casi no tenemos otra fuente para estudiar el estado social de León y de Castilla en esta revuelta época que las crónicas no siempre independientes y los Cancioneros, en los que vaciaban un alma sincera la mayoría de los escritores, que por entonces escribían, como los Arciprestes de Hita y de Talavera, el Marqués de Santillana y no pocos de los poetas afeminados del Cancionero de Baena, en el cual hay varios leoneses, frailes como Fr. Diego de Valencia y Nobles como Pérez de Guzmán, Gonzalo de Cuadros, el mismo Suero el del Paso, que también trovaba, y nuestro Arcediano de Valderas, Clemente Sánchez de Barcial (1).

Lo bastante para descubrir la roña de aquella sociedad y cizañera supersticiosa en alto grado (2). Los viajes a Compostela y las Romerías –

_____
(1) A Morel Fatio se debe el descubrimiento del autor del libro tan celebrado por los críticos ¨de los Exemplos¨ escrito primero en latín con el título ¨Compendium naturae¨. El autor no fue otro que nuestro Arcediano de Valderas Clemente Sánchez a quien Menéndez Pelayo atribuye la obra ¨Sacramental¨. ¨Los Exemplos¨ están por orden alfabético. Clemente Sánchez fue el hombre piadoso, verdadero espejo de sacerdote en aquella época en que ni abundaba la piedad ni la ciencia. Está enterrado según el libro de cuentas ¨legajo 10.118, a los pies de San Cristóbal¨ y dejó rentas para que le dijeran una Misa en el día de San Clemente, 23 de noviembre. Según datos de las Actas Capitulares, debió morir hacia el año de 1432.

(2) Sin contar en la literatura lo que se dice en el libro ¨del Buen Amor¨ del Arcipreste de Hita y en el ¨Cancionero de Baena¨, basta recordar que Suero de Rivera escribió ¨Misas de Amor¨; Rodríguez del Padrón, ¨siete Gozos de Amor¨; Diego Valera, ¨Letanía de Amor¨; Diego san Pedro, ¨Sermones de Amores¨. De D. Enrique de Aragón dice Pérez de Guzmán en ¨Semblanzas¨: ¨porque entre las otras artes y sciencias se dio mucho a la Astrología, algunos, burlando, decían que sabía mucho en el cielo y poco en la tierra¨.

Poetas tan piadosos como Berceo, apenas se ocupan de los Dolores de la Virgen y cuando aquel fraile que era el mismo poeta pide a la Madre de Dios que le cuente los Dolores de la Pasión, ella se excusa diciendo: ¨es me cosa pesada –refrescar las mis penas- ca só glorificada¨.
_____

– a Santuarios famosos eran teatro del vivir supersticioso, de los encuentros de pícaros, de las maturrangas de dueñas ligeras de cascos y de lengua, de la caterva de juglares –casi todas malas personas- que mezclaban lo divino con los fondos más bajos de las pasiones humanas.

Todo esto y la anarquía política berbecharon y abonaron un campo en el que cayó la semilla de un pesimismo colectivo que, gracias a un milagro de la Providencia, no ahogó por completo el alma tradicional, que se salvó en el arte de nuestras catedrales y en el culto público sin mancha de error ni de superstición.

Ahí está la Iconología Mariana, abundante más que en otros países, como el único faro que alumbraba a aquella sociedad, como el resorte único que hacía vibrar los sentimientos nobles, las ideas sanas, el espíritu de una fe fuerte y vigorosa.

Y cuando los Franciscanos empezaron a dar a conocer las Dolorosas, el pueblo halló una fuente nueva de consuelos; los poetas, torrentes no conocidos de inspiración, y los artistas, modelos donde ensayar sus pinceles.

Los dolores sociales llegaban al paroxismo cuando las Dolorosas vinieron a llenar un vacío: abundaban las guerras, las pestes (1). Hubo pueblos enteros que se despoblaron por completo, según se puede ver en el libro ¨Apresentaciones¨, Archi. Cat 13.

Se despoblaban las aldeas y los pueblos, las apariciones de la Virgen con el Niño muerto en los brazos reanimaron el espíritu público, oreando las costumbres y los valles de la sociedad con los aromas del misticismo más sano y renovador que se podía soñar.

En el alma leonesa sangraban las heridas de la ingratitud de sus hijos. La nobleza, cuyos solares –

_____
(1) Fueron tan persistentes las fiebres malignas en esta época, que ni los grandes se libraban; hasta el Rey D. Felipe murió de una de ellas. En León se llegó a acordar por el Cabildo y el Corregidor que se cerrasen las puertas de la ciudad por la pestilencia, que quedasen sólo tres abiertas. En otro acuerdo ¨mandaron contar a los que se ausentaran por la peste¨, y al médico Paulo Torres –padre del famoso polígrafo el Turriano- le encargaron repetidas veces y en diferentes años, que proveyese en lo de la peste y que no se ausentase, no para curar en los estados del Conde de Luna, de quién también era médico, con el sueldo de 6.000 maravedís, según el marqués de Alcedo, ¨Los Merinos Mayores de Asturias¨, pág. 157.
_____

– más rancios llevaban nombre leonés, emigraba a Andalucía. Los capitanes y aventureros leoneses que iban a América en número y calidad superiores a las de otras regiones (1), allá quedaban, ahítos de gloria, sin que la patria chica tenga que agradecerles un solo monumento. La sangría de las Comunidades, el desvío de los Reyes, el trasiego de los Obispos, todo hizo que el resurgir de León, a principios del siglo XVI, no pasara de las esferas del arte. Y eran aquellos los días en que los negocios de España estaban en manos de los leoneses. Cuando murió Fernando el Católico – 23 de enero del 1516 -, estaba el Príncipe D. Carlos en el extranjero y a extranjeros entregado. Su hermano el Infante D. Fernando, –

_____
(1) Con Pizarro estuvieron como capitanes en Perú, Núñez de Prado, Núñez Vela, a quién mató Pizarro, Cristóbal Ramírez, Bartolomé Robles, Mansilla y Gaspar Camporredondo. Núñez de Balboa fue oriundo del Bierzo. Con Cortés en Méjico, aparte de Antonio Quiñones, su brazo derecho, hubo muchos leoneses célebres, como Arguello, Sandoval, fundador de Puebla, Alvaro de León, Gonzalo Ramirez y Esteban Guzmán. De Arguello dice Bernal: ¨tenía la cabeza muy grande y la barba muy prieta y crespa, y era muy robusto y mancebo de muchas fuerzas… y Moctezuma hubo de él pavor¨. A él se refieren los versos de Jovellanos: ¨dó de Arguello o de Paredes los robustos brazos?¨ Como prueba de la influencia de los leoneses en América, baste decir que hay Reino de León en Méjico; ciudades de León, en Nicaragua, Colombia, Chile y Brasil; un valle en Arica-Perú, y ríos León en Tucumán, Méjico, Perú y Ecuador. Martín Enríquez, natural de Almanza, fundó en 1568 la ciudad de San Luis de Potosí.
_____

– no tenía otra voluntad que la de sus ayos y maestros, D. Gonzalo de Guzmán y Fr. Álvaro Osorio, ambos de rancia estirpe leonesa. El Cardenal Cisneros – en cuyas manos estuvieron todos los hilos con que se tejió la historia de España en aquella azarosa época – nunca simpatizó con sus paisanos los Guzmanes, y eso que reconocía en ellos la limpia historia, el valor cien veces probado y la piedad sincera que tenía raíces de santos, como santo Domingo y nombres gloriosos, como el héroe de Tarifa.

Cisneros apoyó a los Quiñones, familia tan poderosa como la de los Guzmanes, émulas entre sí y que jamás se fundieron a pesar de repetidos enlaces matrimoniales y la patria común. El Conde Luna tenía un hijo que, desde joven, dio mucho que hablar en las aulas de Salamanca, por su vida austera y piadosa. Nombrado paje de Cisneros, fue éste moldeando el alma del joven Quiñones, y Fr. Francisco de los Ángeles, Franciscano como Cisneros e hijo del opulento e influyente Conde de Luna, llegó a tener poca menos importancia que Cisneros, y fuera de España más influencia que su protector. Nunca estuvo en León en mejores condiciones de grandeza, si sus paisanos hubieran sido más leoneses. De Cisneros no queda en León un solo monumento (1).

_____
(1) Cisneros se educó en el pueblo de su nombre, con su tío el clérigo D. Alvaro. En 1507, época de su mayor esplendor, cuando la pobre Dª Juana peregrinaba con el cadáver de su esposo por campos de Castilla, vino el Cardenal, desde Torquemada, a Cisneros, siendo recibido por sus paisanos, con gran regocijo. Entonces fundó un Pósito y concedió a los vecinos el derecho de nombrar dos jueces que entendieran en las causas comunes. De los Cisneros quedan, aun, en el pueblo restos de algunos sepulcros, como prueba de la nobleza de la  familia. En la Iglesia de San Pedro está el sepulcro de D. Toribio, muerto en la batalla de Olmedo -1445- y el de su hijo D. Alvaro. En S. Facundo está enterrado el Secretario del Cardenal, D. Antonio, Capellán Mayor de Toledo -1517-. Es S. Lorenzo descansan los restos de D. García, padre del famoso Benedictino de Sahagún, reformador de la orden de Monserrat, autor del libro ¨execratorio espiritual¨ en el que se inspiró, según dicen, San Ignacio para su maravilloso plan de Ejercicios.
_____

El Cardenal Quiñones, consejero íntimo de Carlos V, sembró a manos llenas por España y por  Italia favores y riquezas, y aquí, para ayudar a su hermana Dña. Leonor en la fundación del Convento de la Concepción… ¡consiguió recursos de las limosnas de la nueva Virgen del Camino, importunando al Papa y a la Reina doña Juana! (1).

_____
(1) En 1532 escribía el Cardenal Quiñones al Secretario del Emperador ¨yo gasto cada mes 500 ducados en mantener españoles pobres; y no parientes ni conocidos, porque de cien personas que tengo, 90 no sé quiénes son; sino que como vine a Roma en tiempos en que los españoles andaban a sombra de tejado fue necesario abrigarlos debajo del mío¨. Arch. Simancas.

Con gran entereza pedía al Papa que le dejara vivir en su diócesis de Coria, porque ¨habiendo yo, decía, dado de coces al mundo en la mocedad, tendría gracia que el mundo me los dé a mí en la vejez, y que tomase yo por pago de 20 años de sayal y descalzo ser Obispo, Cardenal o Papa¨. Admirable temple de alma, y piedad sincera la suya en tiempos en que, desde Roma, se usufructuaban varios Obispados a la vez.
_____

¡No podía estar más dolorida el alma leonesa!

¿Qué extraño es que se apareciera la Virgen de los Dolores, y que los leoneses se entregaran a su devoción con fe y entusiasmo?

La antiquísima y popularísima Virgen del Camino que se veneraba en la vieja iglesia que hoy se llama del Mercado, la cual compartía los amores de los leoneses con las imágenes Marianas de la Catedral, la de Regla, la del Dado, la Blanca, la Preñada; la que fabló, como se llama en los libros del siglo XVI – probablemente la que está en el ángulo del Claustro -, empezó a ser Dolorosa. La antigua, quizá visigótica o, por lo menos románica, desapareció, menos afortunada que otras imágenes que se salvaron en las trasteras de las sacristías y en los desvanes de las casas parroquiales (1).

Era, a principios del siglo XVI, la imagen del Camino de León, la imagen más querida del pueblo leonés; y aún hoy, a través de los tiempos, las Novenas de Dolores en la parroquia del Mercado son tan concurridas, –
_____
(1) En un libro de cuentas de la parroquia del Mercado, de los primeros años del siglo XV, se llama a la imagen ¨la nueva¨. Los caracteres escultóricos no acusan otra época. El título de Dolorosa, es sin duda debido a influencia de los Franciscanos.
_____

– tan fervorosas, que las gentes sencillas, los pobres sobre todo, no se olvidaban de tener en sus casas estampas de la bendita imagen, a la que invocan en sus penas, en sus necesidades. ¡Cuántas veces el pastor de Velilla, desde las lomas que atalayan las riberas leonesas, invocaría a la Virgen del Camino, la torre de cuya iglesia se divisa desde los páramos en que guardaba su ganado! Y él, que era piadoso, con esa piedad sincera, sin artimañas ni embelecos, que hace milagros, a la Virgen Dolorosa de León se encomendaba con frecuencia; y en las mañanas suaves de julio, cuando empezaba el rebaño a romper los raquíticos rastrojos de centeno en los terrenos de Santa María de Regla, saludaría agradecido a la Virgen de sus amores.

Los peregrinos de Compostela, desde esas lomas, se volvían hacia León, remirando para las torres de los templos Marianos de la ciudad, despidiéndose de la Virgen con plegarias tiernas. Entonces, Simón, el pastor, se encendería en llamas de amor, con santo orgullo, al ver cómo los extranjeros reverenciaban a su Madre.

Eran aquellos los días más revueltos de la política española. Después de la muerte de Dña. Isabel, D. Fernando su marido y Cisneros no cejaban en el empeño de evitar la guerra civil que muchos nobles azuzaban al socaire de la intrigas que en Flandes se fraguaban y fomentaban.

Volver al índice

APARICIÓN DE LA VIRGEN DEL CAMINO DE LEÓN  Pág. 22

En León, los bandos de los Quiñones y Guzmanes sembraban zozobras e inquietudes; en tierras leonesas se disputaba con calor, y más de una vez los vasallos de las familias rivales llegaron a las manos.

¡El dolor del alma leonesa no tenía consuelo!

Y un día… – lo cuenta la tradición – estaba un pastor de Velilla de la Reina, llamado Alvar Simón Fernández, el día 2 de julio de 1505 – fiesta d la Visitación de la Virgen -, guardando su ganado y entreteniendo sus ocios en profundas meditaciones (1), cuando vio en el sitio en que está hoy la Ermita del Humilladero, a la imagen de Nuestra Señora, parecida en la forma a la Virgen del Camino, de León. ¨Se sorprendió el pastor, dice la relación que copiamos, al ver delante de sí a tan gran reina, rodeada de claros resplandores, y más cuando oyó que le hablaba la misma Señora, diciéndole: Vete a la ciudad, avisa al Obispo que venga a este sitio y coloque en lugar decente esta mi imagen, la cual –

____
(1) La narración de la aparición de la Virgen del Camino está tomada de unas hojas sin fecha, ni firma, que existen en el archivo del Santuario. Por la letra, parece de fecha reciente, aunque copiadas de otra más antigua. Con ligeras variantes, es la misma que trae el P. Villafañe: ¨compendio histórico de las imágenes de la Virgen. Salamanca. 1726. Vid¨ ¨El Culto de la Virgen en el antiguo Reino de León¨, por Baldomero Diez. Oviedo. 1900. Conforme con estos datos están varias Actas de la Catedral, del Archivo Municipal, y documentos del Convento de la Concepción de León, y Archivo del Santuario.
_____

– ha querido mi Hijo se aparezca en este lugar, para bien de esta tierra. A lo que respondió el pastor: Señora, ¿cómo me creerán de que sois Vos la que me envía? Y le dijo la Virgen: Dame esa honda que tienes en la mano: y tomándola en la suya, la Soberana Señora cogió una piedra pequeña, la colocó en la honda y la arrojó diciendo: Dí al Obispo que encontrará esta piedra tan grande, que será señal suficiente de que Yo te envío, y en el mismo sitio en que hallareis la piedra, es mi voluntad y la de mi Hijo que se coloque la imagen. Dicho esto desapareció la visión. Se dirigió a León el pastor, dando cuenta de lo sucedido al Obispo, quien vino con muchos eclesiásticos y seglares a registrar por sí mismo el prodigio, viendo todos la devota imagen y adorándola con singular devoción, pasaron a ver la piedra dada como señal, encontrándola tan crecida, que se convencieron de la verdad. Luego trataron de levantar en aquel sitio una ermita para colocar en ella la bendita imagen¨.

A pesar de su sencillez y estar escrita esta narración sin artificio, ni salpicada con frases retóricas o con citas de una erudición sospechosa, podrá ser discutida por los supercríticos modernos, quienes, para desembarazarse del milagro, no encuentran otra razón que negar los hechos milagrosos. Pero la tradición de cuatro siglos, unánime, por lo menos en todo el Reino de León, el culto esplendoroso que tuvo y tiene la Virgen del Camino, la afluencia de forasteros, el arte arquitectónico y pictórico (1) los muchos pleitos que sobre su administración se tramitaron, son realidades, cuyo peso ingente no puede ser destruido.

El ser Dolorosa la imagen aparecida tiene para nosotros un carácter de veracidad. Para nosotros y para los que ven la relación misteriosa que ha entre el orden espiritual y el orden natural. Hasta el sitio en que se apareció la Virgen del Camino, convida al dolor.

En la vegas frondosas, en los valles fértiles que nos hablan de la vida que estalla en brotes y cuaja en frutos, las Santuarios de la Virgen pregonas sus triunfos, sus gozos, pero en los páramos fríos, sin vegetación, donde sólo el humilde tomillo aroma el ambiente reseco, en donde crecen la zarzas y los abrojos, todo nos convida a la mortificación; todo nos recuerda dolores y tragedias. Todo es raquítico y pobre en estos páramos, los arbustos, los hombres. Sólo es grande, el viento, gran sembrador de notas musicales, el sol que calcina las piedras, y los horizontes anchos, limpios, para que la vista se deleite contemplando laderas vestidas, –

____
(1)  Dentro de la Capilla Mayor de la Virgen del Camino había un cuadro al óleo representando la Aparición. ¡Fue quemado por los Franceses, en la retirada de Astorga, después de robar la plata del Santuario! Arch. de la Virgen del Cami.
____

– hondonadas ubérrimas, montañas lejanas… Hablad con los habitantes de esos páramos; son gemidos sus palabras. El hielo los encoge, el sol los abrasa, el aire los tuesta; ni el terruño que riegan con sus sudores y con sus lágrimas, es suyo. Es de otros hombres duchos en ardides usurarios, hábiles para apretar la argolla de la tiranía más inhumana.

Sólo las iglesias y los santuarios alegran esos lienzos arcillosos, esas sábanas pardas de arena y de grijo, porque tienen en sus torres, en sus espadañas, esas lenguas que llamamos campanas, con sonidos para sus dolores, para todas las alegrías. Y las almas de esos hombres de los páramos, eminentemente religiosas, se nutren del culto a la Dolorosa, la más humana para ellos, la de los amores puros, la de los amores grandes…! Supremo consuelo que pone Dios en la tierra a las almas tristes, para quienes el dolor parece un destino y las penas una costumbre!

Sigamos la relación del hecho, copiándola del original del Santuario. ¨El suceso se divulgó por los lugares vecinos de donde empezó a concurrir tanta gente, que pronto fue uno de los Santuarios más famosos del reino. Parece que el pastor se quedó a servir a la devota imagen por toda su vida, y al morir le concedieron sepultura en la Capilla mayor donde está la puerta del Camarín. Los descendientes del referido pastor por línea recta y colateral, son patronos del beneficio curado de Velilla, de donde era natural¨ (1).

Sin negar veracidad a esta narración, vamos a poner algunos reparos, que jamás podrán borrar las huellas de la milagrosa aparición.

La personalidad histórica de Alvar Simón es indiscutible, en vista de los documentos que hemos de aducir; pero si la aparición se verificó en julio del 1505, no entendemos cómo pudo ir el Obispo a ver el prodigio, pues o no había entonces Obispo en León, o por lo menos no residía allí.

En efecto; en setiembre de 1504 murió en Roma el Cardenal Desprast, Obispo Legionense. Entonces D. Felipe, apenas fallecida Dª. Isabel, nombró para la vacante al famoso Obispo de Catania, D. Diego Ramírez de Guzmán, maestro y custodio del Infante Fernando, de quien, a todo trance querían deshacerse los Flamencos. El Papa nombró Comendador, o Administrador, u Obispo –pues no están claros los documentos del archivo Catedral- al Cardenal Vera, en diciembre del mismo año el cual no residió como sus antecesores.

Sólo cabe sopesar que D. Diego, como leonés que era y Obispo de Catania, pasase aquí el –

____
(1) En 1741 hizo el Obispo Lupia un registro de Curatos, y al hablar de Velilla, dice: ¨pertenece a los descendientes del santo pastor a quien se apareció nuestra Señora¨. Arch. Epis.
____

– verano de 1505, en compañía de su hermano el famoso Corregidor de León, y jefe de los Comuneros leoneses, asistiendo a la aparición como Obispo, pero sin jurisdicción. Además, el hecho de ser el Cabildo el primer Patrono del nuevo Santuario, parece probar que ejercía la jurisdicción SEDE VACANTE (1).

Otra duda. ¿La imagen aparecida es la misma que veneramos hoy? Creemos que no, y que Alvar Simón contó a un entallador –los había entonces notables en León- la forma y vestidos de la virgen cuando se le apareció ¨ya en sueños ya hablando¨, como dijo el Papa León X. Por otra parte la imagen empezó entonces mismo a ser venerada (2). Faltan en el archivo de la Catedral la actas de casi todos los años desde 1505 hasta 1512 precisamente cuando más necesarias son. Desde el año 1513 abundan los datos y noticias curiosas de la Virgen del Camino, en varios libros el archivo Catedral, y en los archivos del Obispado, del Santuario, del Ayuntamiento y de las Monjas de la Concepción. Antes del siglo XVI no hubo en estos parajes –

____
(1) En 11 de octubre de 1505 ¨andrés perez de Capillas can.º, é provisor dixo que por virtud del poder que tenía de juan de ordas, vec. De otero é merino de la tierra en las montañas de la obispalía… que dejaba en el cabildo la vara de merino que tenía, Sede vacante¨ Arch. Ca. Leg. 9839.

(2) Como las imágenes, la del Mercado y la del Camino, son parecidas, salvo pequeños detalles, y en varias ocasiones estuvieron en Novenas en la Catedral, de ahí el que naciera la leyenda de que están cambiadas. Todavía en siglo XIX, hubo un altercado de orden público, por este motivo, en 10 marzo de 1880.
____

– ermitas ni hospitales para auxilio de los peregrinos que por aquí pasaban. En un libro de apeos –curiosísimo e interesante en extremo- hecho por el Cabildo Catedral en 1493, se describen y deslindan terrenos y propiedades, con minuciosidad, sin omitir cuantos datos hubiera de poblados, yermos y eremitorios. Hemos leído los catastros de este libro, en lo que se refiere a los pueblos que rodean a lo que después se llamó Virgen del Camino; a pesar de tener allí la Catedral muchas fincas, no hay indicio, ni pista, ni huella de poblados. Es más: en otro libro, en pergamino –núm. 13 del catálogo- del año 1468, se cuentan, por Arciprestazgos, todas las iglesias y ermitas existentes en la Diócesis, por pobres que fueran; en este sitio no hay mención de ninguna. Por tanto, el culto a la Virgen del Camino en este lugar, empezó con la aparición. Este argumento, con ser negativo, no carece de importancia, pues no habiendo antes recuerdos de otras imágenes Marianas, la imagen Dolorosa del Camino, es nueva y obedece su culto a un hecho concreto, personal, indiscutible. Un hecho de esta importancia, que conmueve a toda una población, a todo un país, no se inventa. Alumbraba demasiado la luz de la historia para que fuera creído, sin fundamento, un pastor oscuro.

El primer documento que encontramos en las Actas Capitulares, es de 18 de mayo de 1513; dice así: ¨deputaron é encargaron al abad de s. guillermo- era el famoso orador y Comunero Alonso Castañón- é a juan de avia é á diego de Valderas –el revoltoso realista- pa que juntamente con los provisores é oficiales de esta iglesia, pa tomar cueta de lo que se ofresció é dio en limosna, así en dineros como en otras cosas, de nuestra señora del camino que AGORA APARESCIÓ¨. Dos días después, ¨estando los señores dean é cabildo capitularmente congregados, dentro de la dicha librería –hoy Capilla de Santiago- nombraron por visitadores pa en lo de la limosna de la iglesia de nuestra señora del camino nuevamente fabricada, pa con los oficales é provisores del señor obispo é juan de avia é diego de Valderas, pa que las limosnas que así sobraren é obieren, se pongan a recaudo é vean como se gastan¨.

Estos dos acuerdos arrojan bastante luz sobre los comienzos de la Virgen del Camino. Demuestran que sólo el Obispo y Cabildo tenían, con el Ayuntamiento, la administración de la pequeña ermita, los cuales, como veremos después, tenían allí un Vicario, con jurisdicción espiritual, y estaba encargado de recoger limosnas el mismo Alvar Simón. La palabra ¨que agora aparesció¨, no quiere decir que la Virgen se apareciera en este año de 1513, pues ya se habla de una iglesia construida allí con esa advocación.

No son muchos siete años para edificar con limosnas un templo, aunque fuera pobre y modesto. Y que no era tanto nos lo dicen los canteros que lo hicieron, quienes lograron que fueran peritos tasadores de la obra, Maestros tan afamados como Badajoz y Orozco.

De 1514 hay otra Acta Capitular que dice así: ¨viernes diezysite de junio de quinientos e catorce años, este día los señores arcediano de venamariel e juan de Betanzos –el que mandó hacer la hermosa imagen de la Virgen que está en el ángulo del claustro- pa que con los provisores e administradores puedan hablar con la justicia e regidores de la ciudad de la inpensa e bulas que se pedieron pa la dicha fábrica e pa el arca de la misericordia, en la parte que se propone pa  nuestea señora del camino¨. Sin duda el Cabildo pidió permiso a la Santa Sede, para destinar parte de las limosnas de la Virgen del Camino a la Fábrica y al Arca de la Misericordia (1), y el Ayuntamiento se debió de oponer.

_____
(1) Se llamó Arca de la Misericordia, desde 1513 a una fundación hecha por el Cabildo para recoger, criar y educar a los niños expósitos. En un principio se recogían los niños delante de la Virgen de la Blanca, cuyo nombre llevaban los asilados. Tenía forma de pesebre, y se sostenía la fundación con limosnas y fondos de la Mesa Capitular. En 1588 se mandó retirar ¨para repararla y remediar el exceso de criaturas que se echaban¨. Act. 10 de noviembre. En 1585 Gregorio XIII, a petición del Cabildo, anexionó dos Prebendas, para ayudar a sostener la Obra Pía. Carlos V concedió un arbitrio de un maravedí en azufre de vino entabernado, que se vendía en la ciudad. Carlos III extendió este privilegio a toda la provincia, llegando a producir en el primer quinquenio 8.000 ducados. En 1666 se dispensó e un niño de la ¨Misericordia¨ para entrar en el nuevo Seminario de San Froilán. En 1782 el Magistral D. José Arnáiz hizo unas Constituciones para el régimen del Arca de la Misericordia. En 1786 el Obispo Cuadrillero empezó la construcción del actual Hospicio, transformando así el Arca de la Misericordia. Costó un millón setecientos catorcemil reales, y empezó la obra con un donativo de 25.000 pesos procedentes de la testamentaría del Conde de Rebolledo, que entregó al Cardenal Lorenzana, en nombre de D. Agustín Álvarez, Párroco de Actopan (Méjico). La costumbre de exponer los niños a las puertas de las iglesias, nos trae a la memoria las hermosas palabras de P. Cáceres, edi. Del P. Getino, 1929; tom I. pág. 160. Paráfrasis del Salmo XXI, verso: ¨in te projectus sum ex utero¨. ¨En naciendo, me arrojaron en tus manos, echáronme a la puerta de tu casa, y misericordia; fui como niño expuesto, a la puerta de la iglesia, que no conocí padre ni madre¨.
_____

En esto ocurrió lo de siempre. Un poco de celo por la Virgen del Camino y un tantico de envidias e intrigas –que nunca faltan- por el afán de meterse en casa ajena, consiguieron que los Reyes dieran quizá demasiada intervención al Ayuntamiento y Justicia, en las cosas del naciente Santuario, cuyas limosnas y, por tanto, cuyos devotos, debían de ser crecidas y numerosos. D.ª Juana –que estaba ya loca- dio una Real Cédula en enero de 1516, en la que dice: ¨la administración que estaba dada de la ermita de Nuestra Señora de la Virgen del Camino y limosnas de ella a la dicha Ciudad y al Cabildo de la Iglesia…¨ No ocurrieron, como era de temer, entre el Cabildo y el Municipio graves disensiones; es más, seguía el Cabildo destinando limosnas a diversos y justificados fines, porque en agosto de 1516 ¨este día –3- estando presente el rdo. Señor don sebastian Valera maestrescuela de Palencia, provisor de la iglesia e obispado de león, por dn. Luis cardenal, dijo el dicho provisor que daba su asenso e consentimiento pa que, de los maravedís de nuestra señora santa maría del camino que están en el tesoro de la dicha iglesia, se dan pa el arca de la misericordia dos ducados de oro¨. Y no sólo para fines tan piadosos como éste sino también para obras patrióticas alcanzaban las limosnas de la Virgen del Camino. En setiembre del mismo año, se dice ¨este día nombraron e deputaron al señor juan de avia pa que tenga la plata e dineros de nuestra señora de camino que estaba en el tesoro é, avía sido entregado al señor juan de avia, e que de quince mil maravedís, pa el reparo de la puente de Villarente, en limosna¨. Leg. 9844.

Por entonces ya estaba incoado el pleito que tanto ruido dio y que duró más de tres siglos, entre el Cabildo y el Convento –que estaba fundando- de la Concepción.

Era Obispo de León el Cardenal de Aragón, muy emparentado con los Reyes, el cual, por no residir, como sus predecesores en su Diócesis, desconocía los verdaderos deseos del pueblo fiel. Alrededor de la naciente ermita del Camino se forjaron insidias, atizadas por la rivalidad de las dos famosas familias de los Guzmanes y Quiñones. Se ponderaban los ingresos de limosnas, la creciente devoción y lo útil que sería entregar el santuario a una Comunidad religiosa. El Cardenal obispo era muy amigo de los Agustinos de Valladolid y para ellos pidió la administración de la Virgen del Camino.

La concesión no se hizo esperar, pero el Municipio (1), la mayoría del clero y algunas órdenes monásticas elevaron a su Majestad una razonada exposición, ponderando la pobreza de la tierra y lo difícil que sería sostenerse con decoro una nueva orden religiosa. Añadían que, los Dominicos de León podrían encargarse del Santuario. (2) La Reina revocó el primer acuerdo y mandó que la administración de la Virgen del Camino corriese a cargo del Corregidor y del Cabildo. Menudeaban la Reales Cédulas – prueba del estado mental de la desgraciada Reina -,

____
(1) En 2 de setiembre de 1514 dieron poder al Conde de Luna, al Clavero de Calatrava ´Núñez de Guzmán- a Gonzalo de Guzmán, y a Fr. Álvaro de Osorio ¨estantes en la Corte de su Alteza¨ para que no se dé a los Agustinos de Valladolid, la ermita de Nuestra Señora del Camino, Actas del Arch. Municip. Por R. Cédula de este año fechada en Burgos se manda que la administración del Camino siga a cargo del Corregidor y del Cabildo. Arch. Municip.

(2) A los Dominicos se dieron 10.000 maravedises en 1519, para ayudas de la fundación del Colegio.
____

– y de la división política, que en León anunciaba los días tristes de la guerra de la Comunidades. El Cabildo, dividido también, no se olvidaba de defender su derechos a la Virgen del Camino, y en 15 de noviembre de 1515 ¨deputaron al señor licenciado Juan de Mayorga pa que conforme á la provisión de su ALTEZA pueda atender en los bienes y limosnas de Nuestra Señora Santa María del Camino é hacer todo lo que conviniere á la dicha provisión. Leg 9845. Fol. VIII¨ En junio de 1516 ¨los señores dieron poder cumplido al señor dotor Jaime Rovira, provisor de esta iglesia de león, pa que pueda proseguir la causa de nuestra señora del camino¨. No era esta causa otra que la que se comenzó con D.ª Leonor de Quiñones.

Como se ve, la Virgen del Camino nació con los caracteres de obra Divina. Pleitos, intrigas, ambiciones, dificultades por todas partes. Si hubiera sido cosa de los hombres, no hubiese prosperado. Es más; desde el origen hasta ahora, los hombres han hecho todo lo posible para que este Santuario muriera, y sin embargo, la devoción no decae; al contrario, crece y se desarrolla con más brío, cuando las dificultades son mayores y los obstáculos parecen insuperables. No se ve en la historia de Virgen del Camino, la huella fosforescente del plutócrata, ni el donativo espléndido del rico precedidos y seguidos de trompeteros, que ponderan su generosidad.

Es el pueblo creyente, pobre, la masa gregaria que un día y otro día deposita ante la bendita Imagen el óbolo lavado con lágrimas, el fruto de sus sudores, la moneda que suena a gratitud, y que no sobra en los hogares silenciosos y trabajadores. ¿Qué más milagro que el salir incólume de entre los zarzales curialescos? ¿Qué más milagro que el vivir vida próspera, intensa, a pesar de los robos, dilapidaciones y saqueos?

El pleito con D.ª Leonor de Quiñones es interesante. Hija del Conde de Luna, y hermana del Cardenal (1), cuando éste empezaba a culminar en influencia en España y en Roma. D.ª Leonor gozaba en León de gran prestigio, por su prosapia, y más aún, por sus virtudes. La historia de sus pretensiones sobre la Virgen del Camino, –

____
(1) Por entonces era ya Definidor General de la Orden, y como tal estuvo en Alemania y hubiese ido a América, de misionero, si se lo hubiese consentido el Papa. Envió frailes que pagó de su ya mermado patrimonio, y al ser preso por los piratas en un viaje a España, tuvo su familia que pagar el rescate. Dadas las relaciones de familia con Hernán Cortés –la hija de éste, María, estuvo casada con Luis Quiñones –pasaron a Méjico muchos leoneses, sobre todo de la montaña, vasallos del Conde Luna. En 1522 envió Cortés a Antonio Quiñones con dos barcos cargados con 80.000 castellanos de oro, y la recámara de Motezuma cuajada de piedras preciosas, pero los navíos cayeron en poder de corsarios franceses, pereciendo Quiñones en ruda pelea; las riquezas que traía fueron a parar a la corona de Francia; ésta era una de las quejas que echaba en cara Carlos V a Francisco I, durante la prisión de éste. Parte de este oro venía desinado al Cardenal.
_____

Detalladas están en dos documentos que publicaremos en apéndices. Son una R. Orden de D.ª Juana y un Brebe de León X (1).

Fr. Francisco de los Ángeles hizo ver a la Reina que su hermana D.ª Leonor, hermana también de D.ª Teresa (2), dama de la Reina, deseaba fundar en León un Convento de Religiosas Franciscanas, con el título de la Concepción (3), pero que todo el capital de la fundadora no bastaba a cubrir los gastos; que eran cuantiosas las limosnas que se recogían en la Virgen del Camino, de las cuales podían ser destinadas algunas a la fundación de D.ª Leonor, en cuya petición coincidían los deseos de todos los leoneses. En esto no decía más que la verdad, porque para –

____
(1) Véase Apéndice I.

(2) Doña Teresa era mujer del Almirante y tan devota del S. Sacramento, que consiguió de Clemente VII la autorización de la Cofradía del Santísimo e indulgencia para los que acompañen al S. Viático.

(3) El título de la Concepción dado al Convento debió ser inspiración de Fr. Francisco, el cual, desde sus cargos dio gran impulso a la piadosa doctrina, hoy Dogma de fe. En sus manos profesaron en 1510 las Concepcionistas de Toledo, quizá el primer convento de este nombre. No sólo por ser Franciscano y discípulo de Cisneros, sino por leonés, era devotísimo de este Misterio. En la Catedral de León se celebraba esta fiesta con solemnidad, desde principios del siglo XIV, según los libros de cuentas. En el libro sin catalogar ¨miscelanea¨, se asegura fue la de León la primera Catedral que celebró la fiesta de la Concepción. La Imagen Blanca –del XIII- es Concepcionista.
____

– estos fines se unieron los votos de los Guzmanes y Quiñones. Poco duraron estas alianzas, porque D. Carlo, desde los Países Bajos, y Cisneros, se dieron buena maña para separar a los Guzmanes del servicio del Infante D. Fernando, criado y moldeado en el troquel de sus abuelos, a la usanza española, y tanto exacerbó esto en León, que no se obedeció la orden del 27 de mayo, mandando alistar tropas, y el Cabildo de colocó en abierta rebeldía contra la Bula de León X, en la que concedía al Emperador la décima de los bienes del Clero (1). Así y todo el Conde de Luna seguía siendo Regidor, y tales artes se dio –más político que guerrero – que logró de los Regidores y Justicia una súplica a la Reina, a favor de la pretensiones de D.ª Leonor, en 15 de diciembre de 1515. En esta súplica se dice que los leoneses tenían necesidad de un monasterio de monjas para doncellas pobres, que ya en otra ocasión habían pedido a Su Majestad los palacios Reales (2), para trasladar –

___
(1) Vid. Manuel Danvila ¨hist. De las Comui. To. I Ferrer del Rio¨, his. Del levanta, de las Comuni. ¨Actas Capi. De la Cat. De León, 1520, octu. Y novi, y 1521 abril y mayo¨. Ya en junio de 1517 dieron poder para ir a la Congregación de Madrid, ¨apelar de las Bullas¨.

(2) Los Palacios Reales estaban en el solar que ocupa hoy el cuartel de la calle de la Rúa. Fueron construidos por Enrique III y terminados en 1377. Carlos V los destinó a cárcel y a vivienda el Corregidor. Cuando en 1602 vino a León Felipe III, se hospedó en casa de los Guzmanes, porque las Casas Reales –dice Cabeza de Vaca-Polit.-Ceremonias- estaban maltratadas.
_____

– a ellos a las monjas de Carrizo (1); y que ¨porque no hubo disposición para que V. Magestad hiciere la dicha merced a la dicha ciudad¨, ahora D.ª Leonor de Quiñones quiere construir en sus casas un monasterio pero la faltan recursos para terminarlo, ¨como ya hizo relación a S.M. Fr Francisco de los Ángeles¨. A esta súplica contestó la Reina en 5 de enero, accediendo a lo solicitado. Pocos días después tomó posesión del Santuario.

Así consta del siguiente acuerdo del Ayuntamiento de León, que arroja luz meridiana sobre los primeros tiempos del Santuario de la Virgen del Camino: ¨Este dho día -27 de enero de 1516- estando debaxo de los portales de la dha hermita de nrs. sra. del camino, y estando asi presente Antonio de prado Alguacil de la dha. Ciudad e del campo, por el sr. Sebastian Mudarra Corregidor en ella… y en presencia de mi Alonso de Quirós, escribano… y garcia de la bandera, en nombre é como procurador de la sra. dna. Leonor de quiñones… tomó primero posesión de la ermita, y después le entrego tres ar –

____
(1) El monasterio del Carrizo está a cinco leguas al poniente de León, cerca del Orbido. Es Cisterciense y fue fundado por D.ª Estefanía, mujer de Ponce Minerva, gran privado de Alonso VII, en 1176. Sobre esta fundación corre una bella leyenda, que no pasa de leyenda, en la que supone que Ponce, cautivo de los moros, pudo huir, y al peregrinar a Compostela y pasar por Carrizo le conoció su mujer, lavándole los pies. Ponce fue el fundador del famoso monasterio de Sandoval.
____

– cas que estaban en ella, dos grandes y otra mediana, cerradas, dos de nogal y otra de tea; y asimismo otra arca chica, la cual abrió ALVAR XIMÓN, e se falló en ella quarenta é un mrs. é medio, en moneda menuda… le puso en posesión de dos retablos que estaban en la ermita é de todos los cirios é hachas de cera que estaba colgado de las parees… é de todos los hornamentos, é caliz, e bueys é vacas é ganados é de todas las limosnas e cosas… después tomó posesión del hospital de la dicha ermita e de las limosnas a él anexas… e después de esto… le puso en la posesión de la iglesia nueva, que está frontera de dho. espital… y después de esto pidió al dho. alguacil resciba juramento de dho. alvar Simón, mayordomo de dha. Ermita e le entregue la dha hermita é las llaves delha al dho. Alvar Ximón¨.

Las protestas que esta posesión produjo en el Cabildo, no son para descritas. Pero Fr. Francisco madrugó más que los Canónigos. Presentose al Papa una relación firmada por varios vecinos de León, en la que piden la administración de la Virgen del Camino para el Convento de la Concepción. Allí dicen que a ¨orillas de un camino se apareció la Virgen, ya en sueños, ya Divinamente, a un pastor que creen hombre bueno y justo¨. El Papa accedió a la petición en 22 de mayo de 1517 (1).

____
(1) Apéndice 2.
____

A estos decretos se refiere, sin duda, el acuerdo del Cabildo de 28 de abril de 1518, en el que ¨cometieron a los señores diputados y al señor Santiago ponte provisor pa que puedan acordar é concluir el pleito que esta pendiente entre los señores del cabildo y la sra. dña. Leonor de quiñones sobre la ermita de s. maria del camino¨.

La influencia del Conde de Luna se iba apagando en León por momentos. Llegó a correr riesgo su persona, y eso que tenía montada una guardia de 2.000 montañeses. Por eso las concesiones a D.ª Leonor, sobre la ermita del Camino, fueron agua de borrajas, y el Cabildo siguió administrando el Santuario, a despecho de recientes decretos.

Como se ve, por desgracia, los asuntos de la Virgen del Camino giraban a merced de los vientos políticos, y la política leonesa era contraria a los Quiñones, que se habían colocado resueltamente al lado de Carlos V y de los Flamencos. En 23 de noviembre de 1519, nombró el Cabildo ¨por administradores de santa maria del camino y del arca de la misericordia a Antonio abregon é a pedro de joara… é mandaron que guarden las leyes que sobre esta administración fecimos los dichos señores¨. Estas leyes no eran otra cosa que una franca rebeldía a admitir otra intervención en las cosas del Santuario, que no fuera del Obispo, del Cabildo o del Corregidor.

A poco de aparecer la Virgen del Camino, creció tanto la fama de los milagros, que, con ocasión de las fiesta de la Patrona de la Catedral -15 de agosto- iban todos los forasteros a visitar a la Virgen del Camino; y como ocurre siempre, al olor de la devoción nació la venta, la venta famosa en picardías, albergue de vagos y espelunca de tunos. La venta de la Virgen del Camino fue una más, y el Cabildo tuvo necesidad de dictar penas severas que no consiguieron ahogar el mal. En 2 de agosto de 1521 (1) ¨cometieron a los señores Fernando de Salazar é a juan de avia pa que, con el provisor, fagan la visita á nuestra señora del camino, pa que allá obieren información de algunos -¿casos?- no muy onestos, é de otros que eran muy dinos de condenación¨.

Los escándalos no se corrigieron, por cuanto en las ordenanzas de la ciudad –impresas en 1669- hay una Orden de D.ª Juana, de esta épo-

___
(1) En todo tiempo gozaron las ventas y mesones de mala fama, y aun hoy no han mejorado de fortuna. Quevedo, en ¨Prematica del tiempo¨, dice: ¨Informado de los grandes robos y latrocinios que de ordinario se hacen en las ventas, mando que no se llamen ventas, sino hurto, pues en ellas hurtan más que venden¨.

Estabanillo González las llama ¨purgatorio de bolsas desquiladas, apacible vendimia dulce¨.
____

-ca, que dice así: ¨otrosí, los Señores Justicia y Regidores dijeron que por cuanto han sido informados y algunos lo han visto por vista de ojos que las personas que venden provisiones y mantenimientos así de vinos como de otras cosas en las ventas de Nuestra Señora del Camino y en la Puente de Villarente no están proveídos… de lo que reciben daño los caminantes é peregrinos que  van a Nuestra Señora o a Santiago en Romería…¨ Y en otra: ¨otrosí, porque se ha visto por experiencia, que en las ventas que hay cerca de la ciudad se hacen muchas ofensas a Dios, acogiendo en ellas, a muchos hombres y mujeres de mal vivir, e otros a jugar sus haciendas.¨

El Cabildo de 19 de marzo de 1524, nombró ¨a fr.º de robles e a juan de villafañe, con juan de las alas para que platiquen en las exorbitancias y desórdenes que facen en la virgen del camino, y que provean en ello¨.

A los escándalos de los falsos romeros, había que añadir la anarquía política que en León reinó después de la derrota de los Comuneros, pues los Guzmanistas se resistieron a entregar castillos y a pagar multas, registrándose numerosas alteraciones de orden público.

Por otra parte, no había en el Santuario famoso y concurridísimo ya, un poder fuerte que metiera en cintura a tanto hampón como por allí pululaba, en traje de peregrino y romero, porque el Cabildo, ni estaba asistido de esa fuerza legal que da la posesión quieta de un derecho, ni de las autoridades civiles eran respetadas lo bastante para que la ley fuese obedecida (1).

Milagro de la Virgen fue, patente y continuado el vivir y progresar de un Santuario, entregado, desde su nacimiento, a pleitos continuos, alrededor del que medraban truhanes y pícaros. Era cosa de Dios, y las cosas de Dios, en eso se conocen, en nacer, crecer, y prosperar a despecho  de los hombres. En menos de un cuarto de siglo vemos a la devoción a la Virgen del Camino arraigadísima en las entrañas del pueblo, sin amparo de Reyes, sin grandes donativos, sin la protección sonada de la Nobleza.

A pesar de ver los fieles que sus limosnas se disputaban para fines ajenos, las limosnas llovían; las romerías se multiplicaban; los peregrinos acudían de todo el Reino de León en testimonio entusiasta de amor a la MADRE DE LOS DIVINOS DOLORES. La obra está asegurada. La palabra de un pastor es creída por millares de –

____
(1) En 13 de mayo de 1521 mandó Carlos V al Corregidor de León Ledesma que derribase la casa de los Guzmanes. Ledesma contestó que ¨como la ciudad era de la montaña y la gente algo arriscada¨ necesitaba tropas. Afortunadamente el pueblo no consintió el derribo, y el Emperador se le fue poco a poco el enojo, gracias, en parte a los consejos del Cardenal Quiñones. Danvi. To. IV.
____

– fieles de todas la condiciones que acuden a la Virgen del Camino de León como a un asilo en donde curan las enfermedades del cuerpo, y en donde las llagas y penas del alma encuentran lenitivo  consuelo.

Con la derrota de los Comuneros (1) volvió a gozar de influencia la casa de Luna, y sobre todo con el encumbramiento de Fr. Francisco de los Ángeles. El Cabildo seguía nombrando Mayordomo y Administrador de la Virgen del Camino, cuyo cargo encomendaba, de ordinario, al que lo era del Arca de la Misericordia. –Vid. Act. de 16 de noviembre de q534.- Por otra parte el Convento de la Concepción no renunciaba a los privilegios Reales y Pontificios.

____
(1) En todas las revueltas que hubo en León, por estos tiempos, suena mucho un Prior de S. Domingo, Fr. Pablo de León. En 1505 era Profesor en la Universidad de París; en 1507 enseñaba en Salamanca, y desde aquí fue trasladado a León de Prior. Escribió ¨Guía del cielo¨ libro muy atrevido que le costó grades disgustos pues en él arremete contra el clero romano y contra la nobleza. En el prólogo se le llama ¨gran predicador que como león rugía y daba bramidos en las montañas de León, a que todos hiciesen penitencia¨. –Vid. Getino ¨El Maestro Fr. Francisco Vitoria¨, 1914, pág 40. – Durante la Guerra de las Comunidades otro Dominico, Fr. Pablo de Villegas dio mucho ruido. El P. Getino, ¨Rev. Tomista¨, demostró que son dos los Fr. Pablos –a los cuales confunde Eloy Jiménez- pero debía de estar exclaustrado ya desde 1516, pues en 15 de octubre –Arch. cat. Leg. 1190 –daba el cabildo ¨en limosnas a Fr. Pablo, cuatro ducados¨. Y en 12 de noviembre le concedió otros ocho ducados para comprar un hábito.
____

Por fortuna los contendientes llegaron a un acuerdo, y firmaron una Concordia, en virtud de la cual las Monjas percibirían dos terceras partes de las limosnas sobrantes y el Cabildo otra tercera parte de las mismas, para los niños Expósitos.

En los primeros momentos de la Aparición, se construyó una ermita pequeña y pobre en el sitio que hoy se llama el Humilladero, como lugar señalado por el pastor Ximón, de la presencia de Virgen, o mejor dicho del sitio en que paró la piedra arrojada por la Madre de Dios. Pronto sintieron los devotos la conveniencia de acercar el Santuario al camino francés, ruta concurrida de peregrinos y de romeros, y accediendo a estos deseos el Cabildo y el Corregidor encargaron la construcción de otra ermita más lujosa y más amplia a los canteros Sáiz, haciendo probablemente los planos el famoso Badajoz. Antes que la ermita nueva se debió hacer el Hospital de peregrinos. Así se desprende de la siguiente Acta del Ayuntamiento, verdadero faro en las tinieblas que envuelven los primeros días de la Virgen del Camino.

¨Este dho. día -26 de noviembre de 1515- ante los citados señores justicia y regidores parecieron presentes Alonso de Saiz e pedro de Saiz e alº. De robles canteros, é luego los dos. Alº de saiz é pº de saiz dixeron que nombraban por su parte pa que vea las obras de nra señora del camino á juan de Orozco maestro de la obra de S. Marcos, pa que vea la portada por sí é los muros é lo tase cada cosa sobre sí el dho. alº de robres dixo que por la parte que le toca de las portadas nombraba al maestro de las obras de la iglesia mayor de esta ciudad juan de vadajod, é los dhos señores justicia e regidores dixeron que lo oyian é que ellos por parte de la dicha ciudad para que vea dha obra é la tase al dho. maestro juan de vadajod¨. En 4 de enero de 1516 ¨juan de vadajod el mozo, hijo de juan de vadajod joró ver é tasar las obras de cantería fechas en la  iglesia de nra. Señora del camino, por los arriba dichos¨. Y en 11 de enero del mismo año, ¨este dho. día del dhos. Señores justicia é regidores dixeron que acordaban é mandaban que alvar ximon mayordomo de las limosnas de nra. Señora del Camino diese e pagase a juan de vadajod el mozo, maestro, dos ducados por el trabajo é ocupación que tuvo en ver é tasar la obra de cantería de nra. sra. del Camino, por parte de la ciudad, juntamente con juan de Orozco que fue nombrado por alº saiz é pedro de saiz canteros¨.

Esta obra, que  tenía portadas de piedra y dos retablos y para cuya tasación intervienes maestros de la talla de Orozco y Badajoz, debía de ser de mérito arquitectónico. Además de la ermita y hospital, se habla pronto de varias casas del Santuario; todo lo cual supone un culto entusiasta y acusa una devoción numerosa y espléndida. La romería principal se hacía en un principio el día 16 de agosto, aprovechando las fiestas de la Patrona de la Catedral. Los romeros que venían a ver la función típica y atrayente de las Cantaderas y los toros, que por cuenta del Cabildo se corrían en la plaza de Regla, terminaban su viaje yendo al día siguiente a la Virgen del Camino.

De estas costumbres y de estas romerías tan populares, tenemos un testigo de la época, que si no es famoso por las galas literarias, se cuenta entre los más comentados y discutidos en la literatura española. Nos referimos a La Pícara Justina (1). Su autor, evidentemente leonés, qui-

____
(1) Las fiestas de la Regla eran muy sonadas en todo el Reino de León. El Cabildo nombraba un Canónigo torero que se encargaba de todos los gastos de la corrida. En 20 de agosto de 1516, ¨mandaron, dicen las Actas, que lo que el Sr. Alonso de Villarroel, torero diese firmado que se gastó en los toros, que se le reciba a cuenta¨. Este Villarroel como otros del mismo apellido eran de Villayandre, en donde tenían solar y escudo de nobleza. Por lo que hace a las Cantaderas, abundan los datos. En 1507 -14 de agosto- ¨los retores de S. maría del camino S. marciel, S. martin y S. ana trajeron los avios acostumbrados que traían las doncellas¨. Estas doncellas conmemoraban la batalla de Clavijo, según leyenda, y siguieron viniendo a la Catedral hasta 1809 en que, con motivo de la entrada de los Franceses, se negaron a asistir. En 1813 y en 1825 se trató de restablecer la costumbre, pero no hubo medio de obligar a los Párrocos ni a los Seises. Vid, Lobera ¨Grandezas de León¨ J. Puyol ¨notas de la Pícara Justina, to. III¨ ¨Políticas ceremonias¨. Libro raro y curioso reimpreso y anotado por López Castillón, en 1889. Leg 5992, Arch. de la Catedral.
____

– zá fuera el Dominico Fr. Andrés Pérez. Lo que nos interesa en la novela son las cosas de León entonces, y entre otras cosas, lo que nos dice de la Virgen del Camino. Casi toda la parte segunda del libro segundo, -en cuya división el autor parece empapado en Santo Tomás- está dedicada a León. Después de la escena pesada y oscura del Corregidor, Justina dice: ¨iríamos esta noche -15 de agosto- a la Virgen del Camino, con mis compañeras, que van allá todas, y… en la romería se verá su negocio. Dicho y hecho. Mandé al mochilero que ensillase mi acanea y que me lo sacase al prado de los Judíos (1), donde también encontré a otras mozas que a aquella misma hora iban en tropel a la romería de Nuestra Señora del Camino, que es una legua de León. Donde van aquella noche casi todos los forasteros¨. ¡Costumbres que hoy nos parecen desembarazadas y peligrosas, pero que eran típicas, llenas de poesía y formadas en un ambiente religiosa! Sería de ver a aquellas cuadrillas de gente moza, cantando romances viejos y milagros de la Virgen del Camino, en una noche de agosto por el camino de Santiago; los incidentes cómicos, las conversaciones interesantes sobre lo que habían visto en la ciudad, y –

____
(1) El antiguo barrio de los judíos estaba en el arrabal de Santa Ana. Aun se llamaba, hace poco ¨prado de los Judíos¨ a uno que estaba entre la calle de Cantareros, y la calzada de Puerta Moneda. Vid. Libro de Apeos de la Catedral.
____

– sobre lo que se contaba sobre los prodigios de la Virgen. Justina nos lo dice en lenguaje picaresco, pero revelando una fe pura y una devoción sincera: ¨Yo llegué a la hermita dice, y de veras que me dio gusto el sitio, que es un campo anchuroso que huele a tomillo salsero, proveido de caserias y aún hay allí personas que no lo podrán sacar tan presto de sus casillas; digolo porque engordan mucho la venteras.

La hermita –habla siempre de una ermita- bien edificada, adornada, curiosa, limpia, rica de aderezos, cera y lámparas, hornamentos, plata, telas… gran concurso de gente… notable provisión de todos frutos. De esta romería quedé muy prendada de los perdones. Al candil de la luna, que la hacía no muy clara… comenzaron muchos corrillos de baile, juegos de naipes y de esgrima… Avia buenos bailes de campesinos…¨. Entre chistes e historietas va Justina desgranando el tiempo, y añade: ¨en la hermita de que voy contando ay huso que todos los que allí van, vayan juntamente a otra que llaman el Humilladero. Unos galanes la dijeron: mire, señora Justina, lo que llamamos Humilladero: es una hermita pequeña en que la Virgen se apareció a un pastor, y él, humillado, la adoró y hizo humilde oración, y por eso, y porque los que allí van se humillan, se llama el humilladero… Ya que llegamos al humilladero, hicimos nuestra oración y dimos nuestras vueltas alrededor… Ya no quedaba nada que hacer… sólo me restaba oír Misa; en esto fuy muy desgraciada, porque se me pusieron mil gentes delante… y para quitar algo de mis descuidos, hice cien reverencias, treinta y dos a cada altar de los colaterales, treintaiseis al altar mayor¨.

Fue una verdadera lástima que Justina no viera la Santa imagen, porque la describiría con pelos y señales, y sabríamos si era aquélla la misma que  veneramos hoy los leoneses. Tampoco nos dice nada del Cristo del Humilladero, lo que indica que por entonces no se daba culto a la actual escultura, cuya mano derecha desclavada, y puesta sobre la herida del costado, tan frecuente es en los siglos XVI y XVII, dando ocasión a leyendas tan bellas como la conocida de Zorrilla: ¨A buen juez, mejor testigo¨, calcada sobre el Cristo de la Vega de Toledo.

Hemos tomado minuciosamente estos detalles del libro ¨La Pícara Justina¨, porque en estas jocosas descripciones se ve el celo del Cabildo, que tan bien administraba, pues había allí casas para huéspedes, ermitas cuajadas de plata y de telas preciosas, pregoneras de las limosnas cuantiosas que, para esto y para atender a los niños expósitos y a las Concepcionistas, entregaban los fieles (1).

____
(1) A fines del siglo XVI ya trataba el Cabildo de hacer un templo digno del culto a la Virgen del Camino, y en 1589 –Arch. Cat. Leg. 9920- ¨este día, abiendo platicado de cuanto sería bueno dar de limosna a la hermita de nuestra señora del Camino, atento a que el Cabildo la avía traído la S. Imagen por la necesidad de agua, se concedieron 200 ducados. En 1603 se emplearon en obras en la Virgen del Camino 491.753 maravedís siendo Maestro de la obra Toribio Gutierrez quizá hijo del Baltasar, el Arquitecto. Leg. 10, 084, fol 23¨.
____

Pero la época del esplendor de la Virgen del Camino fue en la segunda mitad del siglo XVII.

Los milagros se sucedían repetidas veces; los Reyes tenían a gala llamarse protectores del Santuario; la fama de la Virgen del Camino salía fuera de las fronteras de Reino de León; las peregrinaciones se multiplicaban. A pesar de todo, no cesaban los pleitos; las denuncias sobre la administración eran frecuentes, y no pocos fieles se quejaban de que las limosnas no se empleaban en los fines propios del santuario. Baste decir que se llegó a sospechar, y así consta en documentos, que el techo de la vieja ermita había sido derruido de noche, para obligar a construir nueva Capilla. Era entonces Obispo de León el leonés Sr. Risoba (1) uno de los Prelados que dejaron acá –

____
(1) D. Bartolomé Santos de Risoba nació en Santervás de Saldaña en 1582. Colegial él de S. Salvador, de Salamanca, muy joven consiguió la Magristral de Palencia. En 1630 fue nombrado Obispo de Mondoñedo. Era sobrino de D. Miguel Santos, Arzobispo de Granada, a instancias del cual aceptó la mitra de Almería. En 1634 fue nombrado para la sede de León. Escribió ¨Obligaciones de los Obispos¨; fue muy celoso de la disciplina. Publicó unas Sinodales que le dieron gran fama. En 1649 se trasladó, con gran dolor de los leoneses a Sigüenza.
____

– huella profunda y venerable de su labor apostólica. Devoto entusiasta de la Virgen del Camino, se extrañaba que Santuario tan popular no tuviese un templo digno de la devoción de los fieles. Él había recorrido por dos veces toda la Diócesis, y en toda ella había observado que la Virgen del Camino era la imagen más venerada y querida de sus diocesanos, y manifestó al Cabildo que una ermita pequeña, aunque rica en joyas y en alhajas, no respondía al esplendor y a la fama de la milagrosa imagen. En 1636 se celebró Sínodo Diocesano – que tanta fama le dio – y hablando con Párrocos y Canónigos, concibió la idea de construir un templo amplio, suntuoso. Encargó los planos – mejor dicho, aceptó los que había hecho Baltasar Gutiérrez e interesó a las Cofradías ricas de la Diócesis para que acudiesen con limosnas para la obra, encabezando él la lista de donativos con 200 ducados. El Cabildo, en setiembre de 1644 – vid. Leg. 9.968 – aprobó con entusiasmo la idea del Obispo, el cual decía a los Canónigos: ¨tengo por cierto que se juntarán largas limosnas¨, y ofreció otros 200 ducados para empezar las obras, acordando suspender la entrega de limosnas a las monjas, las cuales recurrieron en queja a la R. Cámara. En mayo de 1645, pidió el Ayuntamiento de la ciudad al Cabildo que se trajera la milagrosa imagen a la Catedral, por la gran sequía. El Cabildo accedió y rogó al Municipio contribuyera con limosnas para la obra empezada (1). En 1652, ante el Notario Manuel Rico, hubo nueva Concordia (2) entre el Cabildo y las monjas –Arch. Concep.- ¨sobre la obra de la iglesia y santuario de la Virgen del Camino, quando se DERRIBÓ para hacer la nueva Capilla que al presente está hecha de nuevo… Agora nuevamente continuando dicha Concordia, y teniendo atención a que la dicha obra no está del todo terminada¨, se convinieron en dar a las Monjas 936 reales en dinero, 24 cargas de pan y la tercera parte del lino y cera ¨que se sacare –

____
(1) En 27 de setiembre de 1673, Juan de Acebo, maestro de las obras, pidió dinero ¨de lo que ha obrado en el santuario de la Virgen del Camino, y que se le mida la obra¨. El Cabildo acordó que se le pague el día de San Froilán, cuando se abran las arcas. Act. Cap. Fo. 14. Al folio 2º se dice que Diego de Tapia, Administrador, hizo la oferta del Vicario, Juan Canseco, de acabar las obras que faltaban en cinco años. Al folio 26 se leyeron las condiciones de Juan Canseco –vicario que fue- informadas por el Sr. Obispo y Cabildo favorablemente. En el folio 34, en vista de que las Monjas no querían informar, pide Canseco se le entreguen las llaves de las arcas y de los cepos según escritura. El Cabildo accedió.

(2) La primera Concordia entre el Cabildo y las Monjas se hizo en 1598 por Andrés Pérez, Magistral, y el Doctoral Sánchez, en nombre del Cabildo, y por parte de la Monjas, por el Dr. Salazar y el Lic. Baldés. La Concordia versó sobre reparto de limosnas sobrantes; sobre nombramiento de Capellanes y sobre Misas que no se pudieron decir en el Santuario, acordándose que se dijeran en la Iglesia del Mercado, de León, y en los templos que tuvieran imágenes Dolorosas, en la Diócesis. Leg. 9920, Arch. Cat.
____

– en estos días que estuviera en esta iglesia Catedral la dicha imagen de Nuestra Señora del Camino¨.

Tenía razón el Sr. Risoba. La obra trajo ríos de limosnas, con la que no sólo se construyó la lujosa Capilla, sino que en 1644 se comenzó la nueva iglesia, que fue terminada en 10 años, suntuoso y riquísimo templo que hoy admiramos. Para evitar los continuos pleitos entre el Cabildo y las Monjas, el Rey Carlos II declaró el santuario de R. Patronato, nombrando, desde entonces, los Reyes de España el Administrador, y sobre la portada de la nueva Iglesia se colocaron las Armas Reales por el Corregidor D. Juan Feloaga Ponce de León. En esta época se enriqueció a la Virgen del Camino con multitud de alhajas preciosas y ropas sagradas.

Este cambio del Patronato de la Virgen del Camino merece alguna aclaración. Hubo denuncias calumniosas contra el Cabildo, y la R. Cámara, influida ya por los Regalistas, dio oídos a todo lo que se denunciaba, y en Cabildo de 1675 se presentó un Escribano a notificar que cesaban en la administración y que rindiesen cuentas de todos los ingresos y gastos. El Cabildo se limitó a protestar de que hubiesen quitado las Armas Reales del Retablo –las armas del Cabildo estaban en el Santuario desde un principio como garantía y señal de dominio- y a decir que las cuentas estaban todas justificadas en poder del Sr. Obispo (1). ¡Un caso y no el último en que la ingratitud triunfó de la honradez de un Patronato cuya actividad y desvelos eran todo para la obra que con tanto cariño habían empezado, con aplauso de los fieles! La R. Orden del despojo tiene la fecha de 27 de marzo de 1676, y en ella, aquel Rey desgraciado, juguete de todas las ambiciones malsanas, ludibrio de extranjeros y símbolo de la gran decadencia de España dice: –

____
(1) Era entonces Obispo de León Álvarez Osorio, hermano del Marqués de Astorga, embajador en Roma, el cual consiguió del papa Oficio y Misa propios para la fiesta de los Dolores, en 1771. El Corregidor de León dilató lo que pudo la orden de suspensión del Patronato y trató con el Sr. Obispo de hallar una fórmula decorosa para resolver el enojoso asunto. El Prelado pidió informen al Cabildo, y éste encomendó el informe a don Diego de Tapia y Quiñones, Administrador de los ¨espósitos¨, quien, consultando los antecedentes y documentos del archivo, resultaba que jamás habían estado las Armas Reales, ni pintadas ni esculpidas en la iglesia del Camino. Leg. 9998.

Por lo que se refería a las cuentas el Obispo declaró que estaban en su poder, justificadas y aprobadas, y que prohibía que otra jurisdicción distinta de la Diocesana interviniera en ellas. Así y todo, en Octubre de 1675 se presentó al Cabildo el Escribano Cussio, a notificar la declaración de la R. Cámara declarando de R. Patronato el Santuario. El Cabildo protestó una vez más de las calumnias y demostrando que había ejercido el patronato por concesión Real, por el aplauso público y ajustando sus  cuentas en forma canónica. Vid. Leg. 9999.

El Real Patronato de la Virgen del Camino fue confirmado por R. Orden de 27 de marzo de 1991, 15 de abril de 1707, y 17 de diciembre de 1776. En la actualidad -1924- aun sigue ejerciéndolo el Rey de España.
____

– ¨tengo por buen conocimiento de causa, declarar por de mi Patronato Real la ermita de Nuestra Señora del Camino, estra-muros de la ciudad de Leon¨. En 1682 –arch. cat. Leg. 2957-, dice el Administrador del Arca de la Misericordia, que ¨hace ya nueve años que no corría a cuenta del Cabildo la Administración de la Virgen del Camino¨. ¡Así feneció un Patronato, siglo y medio ejercido con celo y con esmero!… Eran aquellos los días en que el Regalismo heterodoxo levantaba la cabeza, pasando de las disputas de los Teólogos y Canonistas a la R. Cámara, en donde se fabricaban las leyes, en una Corte la más intrigada y débil que padeció España. De nada le valió al Cabildo la historia limpia de una administración honrada; de nada la generosidad del Obispo Risoba, secundada con entusiasmo por los Canónigos; de nada las obras nuevas construidas y en proyecto; de nada la creciente devoción del pueblo, que derramaba limosnas a manos llenas. El Cabildo perdió el Patronato cuando más falta hacía. La devoción se irá perdiendo, como veremos, entre los zarzales curialescos y la desidia –no queremos darle otro nombre- de administradores y semi-patronos, sobre los que nada puede la vigilancia de los Prelados. Al Cabildo le cabe la gloria de que lo mejor, el templo soberbio, el Camarín riquísimo, la mayoría de las alhajas –que desaparecieron-, los edificios y dependencias del Santuario, todo se hizo bajo su patronato y administración. Si hoy renace el culto a la Virgen del Camino, gracias al impulso de los Obispos.

No hemos de seguir ocupándonos de pleitos ruidosos y constantes, que es tarea enojosa. Nos limitaremos a reseñar las obras que se hicieron en el siglo XVIII.

Eran frecuentes las rogativas públicas y las procesiones solemnes; sobre todo tenían fama las fiestas de 16 agosto, 29 de setiembre (1) y San Froilán, en cuyos días la concurrencia era extraordinaria no sólo del Reino de León, sino de Asturias y de Galicia. Los devotos se lamentaban de que la sagrada Imagen fuese conducida en unas andas de madera, pobres y aviejadas. A un leonés ilustre se le ocurrió la idea de hacer unas andas artísticas de plata, y ofreció, en 1712, espléndido donativo para ellas.

La idea cuajó y la obra se llevó a cabo en menos de un año. En 1715 publicó Felipe V una R. Cédula, que empieza: ¨porque yo soy patrono del santuario de la Virgen del Camino de León¨ -arch. del santuario-; y refiere que el  Corregidor D. Manuel Pereda, dice que el Excelentísimo Sr. D. Agustín Robles y Lorenzana, Caballero de Santiago y Gobernador de San Sebastián, franqueó 400 pesos para ayuda de construir unas anda de plata, de que había gran ne-

____
(1) El culto del Arcángel S. Miguel en la Virgen del Camino nació del título del Arciprestazgo.
____

– cesidad, y que proponía se vendiesen algunas alhajas viejas y sin uso, para esta obra, a las cual no faltaría la generosidad de los devotos. La R. Cámara dio licencia para vender una lámpara, cuatro candeleros, una corona y varias bujías, todo de plata. El Corregidor y el Administrador –Santiago Cetino- contrataron las andas con el platero de León, Antonio de la Vega, a quien entregaron las siguientes alhajas y cantidades –arch. de sant.-: unas lámpara lisa, que pesó 5 libras y 4 onzas; dos bujías grandes, de 2 libras y 11 onzas; dos bujías medianas, de 2 libras y 10 onzas; una corona de plata que pesó, sin las piedras que la guarnecían, 27 onzas; tres lámparas que se compraron al párroco de San Martín, de León, 359 onzas. En dinero 6.000 reales, de D. Agustín Robles; 1.172 reales, que entregó un devoto al Canónigo Miguel Martínez; 1.307 reales que entregó el Canónigo Soto, de las limosnas sacadas este año durante la novena en la Catedral. Las andas tienen 65 piezas, 1.650 tachuelas y 48 tornillos. Se pagaron al platero por la hechura 1.172 reales, y 300 reales a Andrés Hernando, por las formas de madera. En el día de San Froilán, de 1715, se hizo una gran función de acción de gracias. Estaban en aquel año los leoneses entusiasmados por el reciente milagro de la Centella, que contaremos después, y las novenas en el santuario revistieron solemnidad extraordinaria.

En 1731, el Corregidor D. Diego Navarro, visitó el santuario en nombre de los Reyes, y escribió a la R. Cámara, diciendo que se necesitaba ¨para su ostentación y magnificencia, un retablo, y que se dore, que se hiciese un marco nuevo de plata para e altar mayo; que se fundan las lámparas y campanas y se hagan mejores¨ -arch. sant.

Las monjas protestaron de estos gastos, y la  R. Cámara dice: ¨que es notorio que el referido santuario se halla adornado sin que le falte cosa alguna; que se seguiría perjuicio de quitar el retablo, por no poder ser mejor, estar dorado y adornado con pinturas de GRAN PRECIO, de la vida de Nuestra Señora que ocupan todo el hueco de la Capilla Mayor¨ -arch. sant. (1).

Por fin resuelve la R. Cámara, que ¨el retablo que se mandó hacer y que ya estará finalizado, se coloque; que se pongan barandillas de bron –

____
(1) El nuevo retablo se ajustó con Pedro y Antonio Valladolid en 1730 en 8000 reales y además el retablo viejo para los escultores. Se acabó de pagar en 1731 y se doró en 1739. –Archivo del Sant. Libro de cuentas- En 1740 se hizo la reja de hierro de la Capilla Mayor; costó 12.004 reales, y la hizo Francisco de la Viña; pesó 6.002 libras. En 1736 se fundió la campana grande y se hizo otra que pesa 32 arrobas. La hizo Francisco Santiago. En 17 40 construyó la fuente el tristemente famoso Arquitecto de la Catedral, Gabilán Tomé. En los documentos de estos años se llama siempre a la Virgen del Camino ¨Patrona del Reino de León¨. Doraron el retablo Pablo Solórzano y Luis Lázaro den 15.000 reales.
____

– ce para el comulgatorio; que se compren dos alfombras que cubran las gradas del altar mayor y e pie del Camarín; que se haga un retablo para el altar que está enfrente del S. Cristo; que se entarime el Camarín, la Capilla Mayor y la Sacristía, por lo húmedo del terreno; que se repare el Humilladero¨ (1).

Estos proyectos prueban la abundancia de limosnas, las cuales, a pesar de la administración defectuosa – de lo cual hay expedientes bochornosos-, la devoción de los fieles no decrecía.

El proyecto del  Sr. Risoba era de grandes amplitudes. No sólo abarcaba el templo, tal como hoy lo conocemos, sino que pensó en rodear todo el edificio de amplios portales, sostenidos por arcos de sillería, con objeto de que, alrededor de la iglesia, se pudieran hacer procesiones en los días lluviosos. Al mismo tiempo se pensó en sanear todo el edificio y ampliar las casas y dependencias del santuario. Estos planes, que tan costosos habían de ser, se hubieran ejecutado a no haber cambiado el Patronato. Por fortuna, los nuevos Patronos prosiguieron la obra y concedieron, como arbitrio transitorio, cuatro –

____
(1) El retablo que se sustituyó y que debía de ser una joya había sido encargado a Juan Sedano por el Sr. Risoba, según consta al fol. 106 de las Actas de 1657, en donde Antolín S. de S. Pedro, Magistral, sobrino de Risoba, da cuenta de que ¨los retablos que se habían mandado hacer, en Palencia, estaban acabados¨. Se acordó traerlos y pagarlos con limosnas del Santuario.
____

-maravedises en azumbres de vino entabernado, que se vendiera en León, el cual produjo regulares ingresos, detallados en los libros de cuentas. En 1762, hizo un presupuesto de los pórticos el Arquitecto Sánchez Menéndez, y se ajustó con él la obra en 75.500 reales, aunque en la ejecución intervinieron varios Arquitectos. Merece ser extractado un legajo de la Virgen del Camino, en el cual, siendo Corregidor de León D. Manuel Miranda, se le ordenó por la R. Cámara tomase las cuentas al Administrador y propusiese, de acuerdo con el Arquitecto, lo que faltaba hacer en las obras proyectadas, pues había quejas de que no se empleaban todas las limosnas.

Era el Corregidor un intachable caballero, y en 1791 citó para el R. Santuario, al Arquitecto D. Miguel Rodríguez, y bajo juramento le pidió una tasación aproximada de las obras ejecutadas y un cálculo de lo que podían costar las que faltaban por construir. El informe del Arquitecto dice así: ¨los dos pórtico, el del mediodía y el del norte, con d22 arco de piedra, debieron costar 38.796 reales. Enlosado de jaspe del Camarín y la grada del Presbiterio, sin contar la grada del altar y la mesa, todo de jaspe, que se hizo a expensas de un devoto, 5.800 reales. Las obras nuevas del Humilladero con el techo raso, 4.500 reales.

Obras que faltan por ejecutar: 1º, 17 arcos que faltan, 50.000 reales. 2º, enlosado de toda la iglesia, que es muy viejo el que hay, 15.855 reales. 3º, Óbalo que se necesita al poniente para dar luz y aire, 406 reales. 4º, Puertas: conviene mucho que se hagan al poniente para comodidad de los devotos, 3.500 reales. 5º, empedrado de todo el pórtico, 3.000 reales. El Calvario de piedra hace muchos años que se ha empezado, y algunas de las cruces medio trabajadas, cuyas obras son de mucha necesidad, por el gran concurso de gentes que ven las cruces de madera podridas y arruinadas. Todo costará 22.000 reales¨.

Esta relación del Arquitecto fue remitida a la R. Cámara en marzo de 1792. Parte de la obra se hizo en esta época y otra gran parte se construyó muy entrado el siglo XIX. La aprobación Real consta en 1795, ¨aprovechando la limosna que tiene ofrecida un devoto oculto¨; en las cuentas de 1795 se dice: ¨resulta haber un devoto que quiere, a su cuenta, hacer cuatro arcos de sillería, a la parte norte¨(1).

Nada tan interesante como el extracto de cuentas de estos años, porque en ellas vemos lo que se hizo, y que aún admiramos hoy (2).

____
(1) Apéndice 3.

(2) En 1782 se dice en las cuentas ¨mediante se halla la corona principal de N. Señora en disposición de no poder servir, se componga sin dilación¨. En 1778 hizo el platero de León Juan Pérez, la Cruz y el Crucifijo. En 1796 se pagaron 1065 reales por 2.000 estampas de la Virgen que se tiraron en Madrid, según la lamina nueva que regaló D. Antonio Cossío, Sargento de las milicias Provinciales. En 1781 se hicieron las puertas del Humilladero, que costaron con herrajes, 316 reales. En 1800 se mandó al Administrador ¨que respecto a la indecencia con que se halla la ermita del S. Cristo del Humilladero, donde, se dice, fue aparecida la milagrosa imagen… que la repare, et ponga un retablo en el que se coloque la efigie de N. Señor que se halla en dicha ermita¨. ¡No hubiera ocurrido esto, al haber sido el Cabildo y el Obispo los Patronos!
____

¨1774

Al maestro dorador Vallinas, 400 reales por pintar y dorar la Armas Reales en los Canceles; ítem 900 reales a Palma, Aleman por dos arañas de cristal; 550 reales al cerrajero Diego del Camino por armar las arañas¨.

¨1775

Al maestro Quijano 3.945 reales, resto de lo que se le debe de los arcos¨.

¨1781

Por sacar la piedra para el Camarín, y por las vallas, plomo y bronce 7.112 reales¨.

¨1801

Al Arquitecto Miguel Rodríguez por la piedra labrada de los cuatro arcos, de mármol, del pórtico principal, 9.000 reales¨. En tanto se iban haciendo acopios de materiales, muchos de los cuales, los de madera, sobre todo, eran donados por devotos. La FRANCESADA interrumpió las obras… La invasión francesa cayó sobre la Virgen del Camino como un huracán, lo mismo que sobre la Catedral y San Isidoro. Los invasores fueron, en un principio, quizá menos bárbaros que algunas tropas inglesas; pero, con motivo del sitio de Astorga, saquearon, incendiaron y profanaron sin miramientos ni respetos. El Santuario era paso obligado de tropas y nada dejaron por escudriñar. Algunos objetos de arte se salvaron en los pueblos vecinos; pero la mayoría de los cálices, lámparas, coronas, mantos y alhajas, todo fue objeto de despojo.

En las cuentas de 1809 figura esta cuenta que es expresiva: ¨Se pagaron a Juan Pérez, platero de León, 224 reales por componer la corona de La Virgen que se halló machacada en medio de la Iglesia. Las piedras preciosas que la adornaban, que tenían gran valor, desaparecieron¨- Item: ¨56 reales por hacer cerraduras que estrozaron los franceses. Item: por composturas de los cepos que se hallan hecho pedazos…

¨ No se contentaron los franceses con robar y destrozar, sino que llegó su atrevimiento y barbarie a profanar el Santuario, de modo que no es lícito decir, sobre todo cuando, ebrios de ira por la resistencia de Astorga, pasaban por la Virgen del Camino. En esos años se suspendieron todas las obras, y hasta 1816 no (1) se vuelve a hablar de la continuación de los arcos, cuya obra fue suspendida –arch. Virg. Camino- ¨por terribles acontecimientos de la guerra felizmente acabada¨. A pesar de esto, las limosnas no decayeron, y hubo romería que produjo dos mil pesetas, cosa que jamás ocurrió. Otra prueba de la protección de los Virgen.

En 1814, cuando ya funcionaba la Diputación Provincial, encargada de cumplir la cargas de Beneficencia, con los recursos usurpados, en gran parte, a las entidades religiosas, se deja sin efecto la costumbre y privilegio de que gozaban las monjas y los ¨niños espositos¨ y del Ministerio de la Gobernación, ofician –arch. Diputación- ¨!que este privilegio no estaba apro-

____
(1) La obra de los arcos se terminó en 1820, siendo Arquitecto D. Fernando Sánchez Pertejo. Los corillos y atriles de construyeron en 1818. De cómo quedó la iglesia con la visita de los Franceses da idea lo que se dice en 1810 –libro de cuentas- ¨Pagué 373 reales al carpintero por arreglar puertas, cajones y cepos, que todo estaba deshecho¨.
____

-robado por las Cortes!¨ Sólo con carácter de limosna siguieron las monjas hasta 1834 percibiendo algún donativo.

Desde esta época es poco grato tejer la historia de tan popular Santuario, porque gira alrededor de las vicisitudes políticas; la devoción fue enfriándose; la administración era deficiente; las cuentas se tomaron de un modo poco escrupuloso, y los robos anduvieron en competencia con la generosidad de los fieles. Un silencio piadoso, durante todo el siglo XIX, será la reseña más elocuente.

A pesar de todo, la Virgen del Camino vive en el corazón de los leoneses; sus medallas y estampas abundan en todos los hogares; el recuerdo de sus milagros y favores tiene la frescura perenne de los hechos que no mueren jamás en la memoria de los devotos.

Por todo el siglo XIX pasó una ráfaga tormentosa de impiedad y de indiferencia religiosa. Quizá sea León una de las ciudades que pararon tributo a la moda arreligiosa. Pero ¡que no se hable mal en León de la Virgen del Camino! ¡Que no se ocurra a nadie dudar de la influencia que la milagrosa ejerce sobre todos los leones!

Hoy por hoy, si no es el único, por lo menos es el mayor resorte religioso de León.

De la Virgen del Camino en nuestros días, nos ocuparemos en otro capítulo.

Volver al índice

_______________________

MILAGROS DE LA VIRGEN DEL CAMINO

Imagen milagrosa se llama, a cada paso, en documentos, a la Virgen del Camino.

La mayor parte de estos milagros ocultos quedan en la conciencia de los fieles. Son gracias espirituales que brotan; a chorros, de la intercesión de la Virgen; consuelos y esperanzas que caen, a menudo, sobre el corazón de los devotos, como lluvia menuda, en frase de los Salmos, sobre vellones de lana. Son millares de penas y de dolores que mitigó la Virgen del Camino en trances duros de la vida, en ocasiones en que la ciencia de los hombres y la previsión humana confesaron su impotencia y su ignorancia. ¿Quién los podrá contar? Almas azotadas por los vientos de todas las pasiones; pechos lacerados por el látigo de la intriga ruin, de la murmuración mordedora; vidas en peligro, lejos del hogar, en cautiverios y en guerras; enfermedades desesperadas; necesidades perentorias, frecuentes en gentes pobres; todo ese calvario que persigue a los desheredados de la fortuna y a los que se abrazaron con el dolor desde que nacieron… ¿Quién podrá contar las oraciones, los votos que recibió la bendita imagen del Camino…? Todos son signos de fe, testimonios de gratitud, milagros indiscutibles para el que recibe beneficio. La crítica podrá poner sobre estos hechos una nota de ironía, un mueca de incredulidad; pero los que reciben el favor y vinieron en romería a la Virgen Dolorosa, unos, al volver a sus casas, callarán los favores, otros pregonarán en las aldeas escondidas, en donde la fe es más intensa, y en la villa populosa que la Virgen del Camino hizo un milagro…! Y las gentes, pese a todas las críticas, siguen creyendo en el milagro!

La frecuencia con que la Virgen del Camino ha sido traída a León para pedir lluvias cuando los campos se mueren de sed, o la salud en época de epidemias, ¿qué significa sino que los leoneses creyeron y creen en los milagros de la Virgen del Camino? Los exvotos que cuelgan de las paredes del Santuario, ¿qué son, sino recuerdos y testimonios de milagros? (1) Además, como los leoneses han sido siempre parcos en con-

____
(1) En 1619 acordó el Cabildo que varios Canónigos fuesen a decir Misa a la Virgen del Camino, en acción de gracias por los muchos milagros que se hicieron estos días.

En 1668, fol 54. v. Arch. Cat. ¨dijo el Canónigo Pedro Mata que un devoto quería imprimir, a su costa, los milagros de la Virgen del Camino¨. Se acordó se estudie si hay algún inconveniente.
____

-tar hazañas, y no han aprendido a explotar los sucesos portentosos o heroicos, nada tiene de extraño que muchos milagros de la Virgen del Camino hayan permanecido ocultos. El P. Villafañe cuenta más de 20 prodigios ocurridos hasta el siglo XVII. Hay otros, sin embargo, que la piedad de los fieles ha querido perpetuar, en el rodar de los tiempos, para gloria de la milagrosa imagen y acicate de la devoción. Entre éstos merece contarse el tan popular del Cautivo y los famosos de la Tullida de Ampudia y el de la Centella.

MILAGRO DEL CAUTIVO

El P. Villafañe dice que el milagro del cautivo de la Virgen del Camino ocurrió en el año 1522. La tradición no habla más que del hecho, y en los libros y notas de los archivos nada concreto hemos podido hallar. Estaba prisionero en los castillos moros de África un cristiano del reino de León llamado Alonso de Ribera, natural de Villamañán, de quien cuidaba, bajo pena de muerte, un moro. El cautivo estaba encerrado en un arca y atado con gruesas cadenas de hierro. Alonso tenía confiada su suerte a los poderes Celestiales, y sobre todo, confiaba mucho en la Virgen del Camino, de León, a cuya protección se encomendaba con frecuencia. El moro llegó a decir al cautivo que si la Virgen le llevaba por encima de las aguas del mar a su tierra, él se convertiría. A estas ironías del guardián contestaba Ribera redoblando sus oraciones a la Madre de Dios, y una noche en que el moro dormía sobre el arca cerrada, dentro de la cual estaba el cautivo leonés, fueron trasportados a tierra de León, y el moro, al ver el milagro, diz que se convirtió. He aquí el hecho.

De cautivos como el de la Virgen del Camino, están las historias llenas. Todos los grandes santuarios tienen milagros de cautivos. En los siglos XV y XVI y, sobre todo, con ocasión de las guerras de Carlos V y la batalla de Lepanto, se multiplicaron los cautiverios recíprocos ente moros y cristianos. De la factura del cautivo inmortalizado por Cervantes – y cuyo leonesismo aún no ha sido estudiado, no por R. Marín quien pasa como sobre ascuas todo el Capítulo XXXIX del ¨Quijote¨ – hay muchos cautivos en los libros, y más aún en las relaciones, casi todas inéditas, de los Redentoristas. (1)

____
(1) El cautivo de Cervantes era natural de las montañas de León. Se llamaba Peraz de Viedma, apellido leonés que figura y suena en las Crónicas de Pedro I y enrique II. Apellidos Cervantes hubo varios famosos en León. El célebre Teólogo de Trento, Gaspar Cervantes fue muchos años Magistral de León. Juan Cervantes, Legado Pontificio en el Concilio de Basilea, el cual murió en 1453 había sido canónigo de León. En la relación de la servidumbre del Conde de Luna de año 1509, publicada por el Marqués de Alcedo –Merinos de Asturias, Pág 156- figura de ¨Cervantes, mozo de espuela…¨

¿Qué interés tenía el autor del ¨Quijote¨ en hacer de las montañas de León a uno de sus héroes más simpáticos?

Nada tendría de particular que Cervantes hablara y fuera amigo de alguno de los varios leoneses que con él estuvieron en Lepanto, pues, entre otros, allí se distinguieron Rodrigo de Benavides, Luis Carrillo, Juan Guzmán y Diego Enriquez.
____

Es frecuente hallar cautivos que ni se dieron cuenta de su libertad, hasta que estaban en tierra de cristianos, y peregrinando, en acción de gracias por ermitas y santuarios, no cesaban de ponderar la intercesión de Dios y de los Santos a quienes hicieron voto de visitar y la iglesia más popular de su patria chica. Las mañas de que solían valerse para evadirse, sobre todo por mar, y la ayuda, no pocas veces desconocida de los frailes y de personas influyentes, tienen todos los caracteres de lo imprevisto y rayan, a ratos en lo portentoso. En las cuentas de la Catedral de León hemos visto limosnas que se daban a cautivos pobres y medio desnudos que viajaban a Compostela. Llegó esto a ser una industria. Por eso Felipe II publicó en el Escorial, en 1550, una Ley en la que se ¨prohíbe que los naturales de estos Reynos anden en abitos de romeros, cautivos y peregrinos¨.

El cautivo de la Virgen del Camino tiene todas las trazas de ser un verdadero cautivo. El arca, a la que tanta devoción profesan las gentes devotas, la cual, chapeada y todo como está, tiene las huella para hartar la curiosa propensión de los fieles a llevar reliquias; la cadena con que estuvo atado el cautivo, todo hace sospechar que no se inventó un hecho rodeado de tales testigos presenciales. Es inútil gastar tiempo en disquisiciones críticas para probar a los peregrinos la posibilidad del milagro. Los peregrinos y romeros saben de memoria la historia del cautivo de Villamañán, y no dudan, y al volver a sus hogares con astilla del arca, se creen felices y la guardan como una reliquia.

Cervantes, que sabía de estas cosas como el que más, nos abre los ojos en el Cap.XL, de la inmortal novela, en donde dice ¨pusiéronme una cadena, más por señal de rescate, que por guardarme con ella¨.

Nada tendría de extraño que Alonso de Rivera al llegar a tierra leonesa, y postrarse a los pies de su querida y milagrosa imagen del Camino, a la cual él creía deber la libertad, la ofreciera ¨como señal de rescate¨ unas cadenas y un arca, pregoneras de su cautiverio, y testimonia de gratitud a la Madre de Dios. En el Romancero y en el Teatro clásico hay no pocas historias parecidas a esta de la Virgen del Camino, de León. Entre otras, pueden servir de norma ¨Baños de Argel¨, del mismo autor del Quijote.

LA TULLIDA DE AMPUDIA

Este es un caso verdaderamente prodigioso y jurídicamente probado. Se publica ahora por primera vez tomado de un Legajo del Archivo de la Catedral, número 2957 del Catálogo.

Era administrador del Real Santuario, en 1789, D. José Suárez, a cuya noticia llegó que en la noche del día 29 de setiembre fiesta de San Miguel, y una de las principales Romerías a la Virgen del Camino, había curado repentinamente, en la misma iglesia, una mujer que había entrado baldada y sostenida con muletas, la cual, estando en oración delante de la milagrosa imagen, sintió grandes dolores, y pasados unos momentos, notó que podía moverse, moviendo los brazos y las piernas con entera libertad. Estaba la iglesia completamente llena de fieles, y la noticia corrió aquella noche por toda la ciudad, siendo el pasto de las conversaciones en las ventas y hospederías del Santuario, repletas de peregrinos.

El Administrador, procediendo con cautela y prudencia, dio aviso al Corregidor de León, Protector y Vicepatrono del Santuario en nombre de los Reyes, y al día siguiente el Corregidor, don José de Miranda y Navia, se personó en la Virgen del Camino acompañado del Escribano don Domingo Castañón, mandando comparecer a la tullida, a su marido, a su madre y a varias personas testigos del milagroso hecho. La tullida dijo llamarse Manuela Blanco, natural y residente de Ampudia; que viniendo en compañía de su marido Serapio Carrión, y de su madre en romería a la Virgen del Camino, sintió muy fuertes dolores al llegar al pueblo de Luengos, y conducida de bagaje, ingresó en el Hospital de San Antonio Abad de León, pues estaba del todo ¨Tollida de pies a cabeza¨, que el día 28 de este mes salió subrepticiamente del Hospital, y llegó al término de su viaje, que era visitar a la Virgen del Camino, de quien esperaba la curación; que oyó Misa muy temprano en el Santuario y comulgó en ella el día 29; que al oscurecer volvió a la iglesia y fue colocada por su marido sobre la primera grada del Altar Mayor, se la cayeron la muletas, y sintió un dolor muy fuerte de costado, hasta sudar; que de repente se la quitó el dolor, hallándose del todo sana de todos sus miembros.

Después tomaron declaración al marido y a la madre de Manuela, y a otras personas, que dijeron poco más o menos lo mismo que la tullida. Firma el atestado el Corregidor con el Escribano, y se lo entregaron al Administrador, para que hiciese de él el uso conveniente. El Administrador dio cuenta por oficio al Provisor de la Diócesis, el cual instruyó nuevas diligencias que nada añadieron a los Autos levantados por el Corregidor.

EL MILAGRO DE LA CENTELLA

¨RELACIÓN PUNTUAL Y VERDADERA DEL SUCESSO DE LA ZENTELLA QUE CAYÓ EN ESTA SANTA IGLESIA EL DÍA DIEZ DE JUNIO DEL AÑO DE 1715, ESTANDO EN ELLA EN NOVENAS, POR NECESIDAD DE AGUA, NUESTRA SRA. DEL CAMINO.

Haviéndose experimentado vna grande falta de agua desde el Sn. Juan de Junio de 1714, hasta el Mayo de 1715, por no haver llovido en todo este tiempo cosa considerable, ni haber nevado en el Invierno, estaban los campos sin yerva para el sustento de los ganados, y los panes en mucho riesgo; en cuya aflicción, que en tierra de Campos era mayor, se acudió a la protección de Ntra. Sra. Del Camino Patrona de todo el Reyno de León, y fue traída procesionalmente su sagrada Ymagen a esta Ciudad, y colocada en la Nave mayor de esta Cathedral, como se acostumbra, la Dominica 5ª por Pascha 26 de Mayo del dicho año de 1715. Pocos días antes de resolberse la venida de Nra. Sra. se había empezado por devoción particular vn novenario en el Convento de la Concepción con la Ymagen de Nra. Sra. del Mercado (que asimismo se intitula del Camino antigua) y porque no se embarazase la devoción de los Fieles, estando expuestas la dos Sagradas Ymagenes vn mismo fin, en distintas Yglesias, u por otras piadosas consideraciones, acordó el Cabildo traer también a la Cathedral a Nra. Sra. del Mercado, lo  cual se executó al dia siguiente 27, Lunes de Rogaciones de resulta de la processión de Letanias, haviendose celebrado la Misa y Sermón deste dia en dicho Convento de la Concepción. Y el 2 de Junio Doninica infraoctava de la Ascensión se hizo processión general con las dos Ymagenes, y se restituyó de camino la de Nra. Sra. del Mercado a su casa concluido ya su novenario. Prosiguio el de Nra. Sra. del Camino, y por no haver llovido, y ser cada día mayor la necesidad, y el ahogo, por lo adelantado, del tiempo; se acordó segundo novenario. Continuabase con el desconsuelo de dilatarse el beneficio, y no verse señales de agua. Llegó la Pascua del Espíritu Santo, y predicando deste misterio Lunes 10 de Junio el P.º Albarado de la Compania de Jhs, sin perder de vista su assunto encaminó ingenioso todos sus discursos azia la Rogariva, y publica necesidad, esgorzando la suplica a Nra. Sra. con mui fervoroso espíritu, textos, y razones eficacíssimas. Ya entonces el Cielo (antes sereno) se havia cubierto de algunas nuves con muestras de agua. Este mismo dia a cosa de las tres de la tarde se movio una terrible tempestad con recio viento de la parte del Norte, y truenos mui grandes; y estándose cantando en el Coro las Vísperas, al llegar al primer verso del Hymno: Veni Creator Spiritus postrados todos de rodillas, se oyó vn trueno tan formidable y horroroso que según su estrépito y estallidos parecio a los del Coro haverse arruinado gran parte del Edificio. Acreditó con ellos este juicio del clamor y el llanto que se percivio luego de la gente que estaba en la Nave mayor orando ante la Virgen Ssma. Del Camino. Assustados todos, los Musicos y Ministros dejaron de cantar y aun amagaron a huir, pero detenidos por los Prebendados se continuo el Officio. Arrojó esta nuve una Zentella y de primer golpe dio en la Veleta y bola de la Torre menos antigua que llaman del Sor. Obispo Baca; allí hizo alguna mansión, y la vieron muchas personas desde varios sitios arder furiosamente, como si fuera vna grande hoguera. Descendió después por la abuja, o Capitel arrancando muchos de los filetes de piedra, que amodo de esses le adornan, y vnos cayeron fuera del patio en la plaza de regla, y los mas sobre el tejado del Relox, y le hundieron. Vajó la Zentella al patio y se introdujo en la Yglesia por entre el pilar de Nra. Sra. la Blanca y la puerta, en cuya parte inferior quedó y se mantiene la señal de fuego. Elevose allí a los pies de la Yglesia hasta los corredores, dio un buelta a la colgadura de terciopelos por lo alto de la cenefa, prendió en ella, y se quemó cosa de media vara, tiznando una gran parte del hilo de oro de su floradura, y desapareció.

Acabadas Vísperas y Completas, se cantó el Te Deum laudamus delante de Nra. Sra. Camino en acción de gracias por haverse desecho la tempestad en una copiosísima lluvia de agua que fue general, y duró algunas horas; y por no haver sucedido desgracia con la zentella, no obstante que su fuego y el humo tocó a muchas personas especialmente a Manuel de Saelices tejedor feligres de Sn. Pedro de los huertos que estaba en el pórtico arrimado al pilar de Nra. Sra. la Blanca: a este hombre le derribó sobre la losas y dejó como muerto sin sentido, y habiendo acudido algunos a socorrerle, bolbio en si, diciendo que la ¨zentella le havia quetado una pierna y era que se había entumecido tanto que parecía no tenerla; quejabase de las espadas, y reconocidas, se halló le había quemado la piel tanto como un palma de la mano. No lejos deste hombre cayó también sin sentido una pobre mujer de Arcabueja. A la puerta de Sn. Juan en el pórtico estaba otro vecino de León llamado Manuel Capellan, y le quemó parte de una media dejándole algo lisiada la pierna. El Sr. D. Baltasar de Aplícanos, Canónigo, se hallaba dentro de la Yglesia junto al cancel de Sn. Juan sentado a la mesa de la Demanda, y otra pobre mujer que estaba orando en las gradas allí cerca y los dejó por un rato casi sin sentido; pero así estos como todos los demás se hallaron recobrados y alegres con solo haverse puesto en presencia de Nra. Sra. e implorando su auxilio. Assimismo comió la Zentella una viga que sirve de barra y adonde se cierran las dos puertas principales por la parte interior, y de la cerradura o panal arrancó dos o tres calamones mui largos, despidiéndolos a mucha distancia. Al tiempo que cayó la Zentella se estaban haciendo y pregonando las rentas del Cabildo y Fábrica, como es costumbre, y aunque hasta allí avían estado los Renteros mui tímidos en las posturas por contemplar los frutos perdidos, vista la abundancia y oportunidad de la lluvia, el día siguiente se remataron con mucha estimación todas las rentas. El miércoles 12 se juntó el Cabildo y decretó que luego en acción de gracias se tuviese vna fiesta con Missa y sermón, y aunque su ánimo fue que le predicase el P. Albarado, no pudo ser por hallarse enfermo; encomendose al Pe. Rector de la misma Comp.ª Pedro Alfonso de Villagomez, cuya grande erudición desempeñó con aplauso todo el asunto en solos dos días que tubo de tiempo para ello. Hízose esta función el sábado 15, y el día siguiente, que lo fue de la Ssma. Trinidad se restituyó a Nra. Sra. del Camino, en la forma y con la solemnidad que se estila, a su Santuario. Considerando después el Cabildo, que tantos y tan grandes beneficios como se habían recibido de la summa piedad de María Ssma. en sucesso lleno de maravillas y con tales circunstancias, pedían mayor reconocimiento; tratado y conferido por los medios de su gobierno, en Cabildo de 29 de Mayo de 1716, acordó que todos los años perpetuamente en el segundo día de Pascua de Espíritu Santo después de Completas, se cante con solemnidad una Salve, y que el día 10 de Junio en la misma forma se celebre una Misa cantada a Nra. Sra. con asistencia del Cabildo en acción de gracias y eterna memoria por semejante suceso, y para suplicar a Dios que por la intercesión de su purísima Madre se digne de continuarnos en adelante sus misericordias en la conservación y aumento este Sto. Y hermoso Templo, y en beneficio de la Diócesis. Que esta institución de Misa y Salve se note en el Libro de la Partes para su cumplimiento; y que también se escriba en el Registro de los Autos Capitulares del dicho año la relación puntual y verdadera, que de orden del mismo Cabildo se ha formado de este caso. La cual es la presente. Sea para mayor honra y gloria de Dios y de su Sma. Madre Virgen Puríssima e Inmaculada. Amen, Amen, Amen.

Vivan Jesús y María.¨

Esta relación se halla al fin de las Actas Capitulares de año 1717, sin firma, pero escrita por un testigo de presencia. Aún subsiste la piadosa costumbre de cantar una Salve solemne en Pentecostés, cumpliendo el voto del Cabildo Catedral.

En la Actas de 15 junio 1715, ¨Se sometió a diputación la proposición del Sr. Valbuena sobre el milagro que exejutó Nra. S. del Camino el día que cayó la centella dentro de la iglesia¨.

29 mayo 1716 – El Cabildo trató sobre lo que se había de hacer en acción de gracias ¨por la centella que cayó el año pasado estando Nra. S. del Camino en la iglesia¨, y se acordó que para perpetua gratitud por experimentarse muchos milagros, ¨así en las personas como en la edificación del templo¨, que se cante una Salve el segundo día de Pascua del Espíritu Santo, después de Completas.

Por entonces se hizo la imagen que se venera hoy en la Capilla del ábside de la Catedral.

Volver al índice

_______________

NOVENARIOS DE LA VIRGEN DEL CAMINO, EN LEÓN

Desde el siglo XVI, es frecuente hallar en documentos inéditos de la Catedral, noticias de Novenarios a la Virgen del Camino traída a León.

Esta milagrosa imagen, la del Mercado y, a veces las reliquias de San Froilán (1), fueron el medio de que se valían los leoneses para implorar el auxilio Divino en las graves necesidades colectivas. Siempre se destacó la influencia bienhechora de la Virgen del Camino.

La solemnidad con que era traída a León la bendita imagen, la concurrencia extraordinaria de devotos y las fiestas que en León se hicieron en la Catedral, parecen todas tomadas por el mismo patrón. Es que no ha habido pluma que se haya atrevido a trazar esos cuadros de vida cristiana, tan intensos, tan plenos de color y de luz, en los que la emoción estética queda siempre ahogada por la emoción espiritual. Son trozos de vida ingenua, dulzuras de goces internos que se evaporan en suspiros y cuajan en lágrimas de una ternura indecible. Pintar la venida de la Virgen del Camino a León en tiempos antiguos, es recordar venidas recientes. Casi siem-

____
(1) En el libro sin catalogar de la Catedral llamado ¨Miscelánea¨, pág. 70, se dice que en 1753 acordó el Cabildo sacar del arca grande el cuerpo de S. Froilán y ponerlo en la Capilla Mayor por espacio de nueve días para pedir a Dios el beneficio de la lluvia. Al mismo tiempo el Ayuntamiento ordenó traer, para el mismo fin, el cuerpo de S. Marcelo en el lado del Evangelio. Llovió copiosamente.

En 30 de agosto de 1855 se celebró un Novenario, con Exposición de los cuerpos de S. Froilán, S. Marcelo y S. Isidoro, por causa de cólera, en la Catedral. Del mismo libro.
____

– pre son las sequías las que ocasionan estas fiestas.

Las flores raquíticas de los páramos leoneses se agostan sin germinar; los trigales amarillean sin espigas; sobre los campos, que debían lozanear como una bella esperanza, pasa el cierzo como un látigo; los campesinos temen por sus cosechas; el cielo está duro como una losa de mármol; la lluvia esperada no viene; son grises las nubes que pasan sobre las tierras sedientas. La esperanza humana muere y resurge la esperanza divina; los pueblos se reúnen y votan (1) el acuerdo de traer en procesión a la Catedral a la Virgen de sus amores; el Municipio de la ciudad recoge el voto de los pueblos comarcanos, y de acuerdo con el Obispo y Cabildo señalan día y hora de la traída de la Virgen. La conmoción es general (2). Una tarde… dos Concejales y dos –

____
(1) En el Ayuntamiento de Valdefresno se conservan unas Ordenanzas escritas en pergamino y aprobadas en 1597 por el Obispo Sr. Moscoso, en las cuales se obligan a los pueblos de la Sobarriba a ir en procesión todos los años a la Virgen del Camino en el mes de abril, en el día de S. Isidoro.

Habían de llevar un ¨pendón de damasco colorado y encarnado con una figura de nsa. Señora¨.

Aún van el alcalde y concejales de Valdefresno y Villaturiel a hacer una ofrenda de cera a la Virgen y oír una Misa Cantada.

(2) En 29 de Abril de 1730 se acordó traer la Virgen del Camino, ¨para remedio de la grande necesidad de agua y de las enfermedades que se experimentan¨.

Al final del acta y con letra del Secretario del Cabildo el Li, Aparicio, se dice: ¨por intercesión de la milagrosa Imagen de N. S. del Camino se consiguió prontamente abundancia de agua y remedio de enfermedades. El Cabildo agradecido acordó un segundo novenario encargándose del sermón el Sr. Guartero, Penitenciario¨.

En 17 de mayo se mandó agasajar al Sr. Penitenciario por el grande lucimiento con que desempeñó el sermón de gracias a N. S. del Camino.
____

– Canónigos sacan en sus hombros del Santuario la imagen bendita. Estallan cohetes y voladores en las lomas pardas; suenan las campanas de la ciudad; se cierran los comercios; hormiguea la muchedumbre por calles y por plazas; el golpe de vista en el histórico puente de San Marcos es soberbio. En tanto, allá en los campos de la Virgen se forma la procesión; los caminos que  afluyen a la carretera se pueblan de gentes que corren jadeantes y gozosas; el viento menea, con coquetería, los estandartes lujosos que recuerdan los días en que enloquecían a los leoneses en las empresas guerreras; refulgen al sol las cruces de plata, portento de orfebres platerescos…; las mujeres sencillas de los pueblos lloran, y la Virgen va bajando, en hombros de devotos, hacia León. Entre del verde del arbolado, resaltan los pliegues bermejos de los pendones traídos por los mozos más robustos de los pueblos. El ruido de las campanas, el estallido de los cohetes ensordece; los vivas entusiastas contrastan con los ecos medio apagados, pero dulcísimos, de miles de gargantas que cantan ¨Dios te salve, María¨… Pasado el puente de San Marcos, se hace cargo de la imagen el Ayuntamiento de León; a los lados de las lujosas andas van los Maceros con sus trajes de damasco; detrás, el Obispo con el Cabildo, y todas las Autoridades, y la masa imponente del pueblo que aclama a su Reina, a su Madre.

Publicamos como modelo, la adjunta comunicación, que expresa la tradicional costumbre de votar la Virgen del Camino:

¨Alcaldía Constitucional de León –Negociado General- Núm. 894.– Habiendo acudido a esta Excma. Corporación los Alcaldes-Presidentes de los Ayuntamientos de Villaturiel y Valdefresno, en representación de estas Corporaciones, con instancia piden que se acceda a sus deseos de trasladar procesionalmente la Santa Imagen de Nuestra Señora del Camino, para hacerla un novenario en esta capital, con el fin de alcanzar por su mediación de la Divinas Misericordia el Beneficio de la Lluvia, tan necesaria en estos momentos para el campo, acordó el Excelentísimo Ayuntamiento en sesión de ayer acceder a la petición.

Lo que tengo el honor de participar a V.E. para su conocimiento y efectos consiguientes, debiendo poner en su noticia que los Sres. Concejales designados para sacar de su templo la Santa Imagen los son D. José Hurtado y D. Antonio López Robles.

Dios gue. a V.E. muchos años. –León, 31 de mayo de 1913. –Miñón.- Excmo. Sr. Deán y Cabildo de 1913 de la santa Iglesia Catedral¨.

Por R. Cédula de 1698 –Archi. Epis.- se mandó que el pendón blanco de la Virgen del Camino lo lleve un Regidor, junto a la Cruz grande del Cabildo que era llevada en andas.

Lector: yo no me atrevo a decirte cuál de las entradas de la Virgen del Camino en León habrá sido más poética, más entusiasta; lo que sé decirte que hace cuatro siglos que el fenómeno se repite con frecuencia; que la fe en la imagen dolorosa no decae; que ha habido Novenas en las que los  milagros se multiplicaron. De las más célebres, ahí va una lista: 1655, 1671, 1784, 1793, 1797, 1808, 1817, 1858, 1859, 1863, 1875, 1887, 1890, 1896, 1896, 1904, 1913, 1918. Algunos merecen reseña aparte (1).

____
(1) Una de las espléndidas manifestaciones de la fe de los leoneses en la Virgen del Camino, es sin duda la peregrinación hecha al R. Santuario con ocasión de la Francesada, en 1808. Sabido es que León fue la segunda ciudad de España que proclamó la guerra al invasor; entonces el Obispo D. Pedro Blanco, uno de los grandes prestigios intelectuales, hombre de gran temple de alma, y de piedad acrisolada invitó a sus diocesanos a acudir, para remedio de las calamidades de la patria, a Dios y a los Santos. Cómo sería la función que se hizo en la Virgen del Camino, con este motivo, que el propio Obispo dice en un admirable Pastoral publicada por Posadilla en los apéndices de su ¨Episcopologio¨. ¨Vimos, dice el Prelado, con el mayor gozo y ternura, vuestra concurrencia a la Virgen del Camino, cuyo espacioso campo, cubierto de estandartes… ofrecía el más agradable espectáculo. ¿Qué contraste haría, cuando en el mismo se tremolaron, poco después, las banderas y las águilas de los ejércitos de Napoleón?¨
____

En un libro del Archivo Catedral que se llama ¨Apuntamientos del Sr. Canónigo Dn. Francisco Gallego¨, el cual llega hasta fines del siglo XVI, en el folio anterior al índice hay una relación que, por lo curiosa, la copiamos aquí: ¨Trajeron el año 1593, sábado, quince días del mes de mayo á Nra. Señora del Camino por la gran necesidad de agua que había, aquel día estaba el cielo mui sereno í aun corría un viento cierzo í es cierto que otro día domingo á las tres de la mañana comenzó á llover de manera que todos se maravillaron í aun ubo personas dotas que probaban por astrología según las señas naturales haber sido el agua milagrosa, creció la devoción de la gente mucho í tuvieron aquí la imagen hasta treintaiuno del dicho mes que la llevaron; en este tiempo era grandísimo el concurso de gente á esta iglesia á todas hora así de la ciudad como de afuera í la limosna que daba era mucha, porque cual daba el Agnus-Dei (1) el rosario el crucifijo de oro, –

____
(1) Eran los Agnus-Dei, unos pedazos de cera blanca amasados con polvo de reliquias de Santos. Colocábanse entre dos formas, con la figura del Cordero o imágenes de Jesucristo, la Virgen o los Santos. Tuvieron la figura de medalla y de óvalos, a veces de gran valor artístico. En el To. II de la ¨Pícara Justina¨ pág. 22, edi. Puyol, se dice: ¨vino a alabarme los Anus-Dei y piezas que yo llevaba al cuello¨. Lo que prueba que los llevaban las mujeres como gargantillas y medallones. En la pág, 47, del mismo libro ¨yo llevaba los Agnus-Dei medianos a los lados de mi rosario de coral, uno de plata sobredorada y otro de oro¨.
____

cuentas con estremos de oro sin la limosna del arca que debió ser mucha… el cabildo hizo también sus limosnas que fue dar un manto de brocado á la imagen mui rico i mandaron que se edificara en la casa  de muestra señora un aposento para novenas que llegara hasta cuatrocientos ducados¨.

De la novenas a la Virgen del Camino se va perdiendo lo típico, los trajes regionales, las carretas entoldadas con colchas de lana casera, de colores chillones, a adornadas con ramajes de roda la comarca, oyéndose cantares clásicos, tonadas nuevas romances viejos, entre la algarabía alegre de miles de devotos que iban, en los días de San Miguel y San Froilán a ofrecer a la Virgen el testimonio de sus amores y a pasar un día de esparcimiento. Hoy la concurrencia sigue siendo enorme (1). Pero los autos y –

____
(1) Antiguamente –dice Puyol, to. III, ¨Pícara Justina¨, pág, 302 –iban las familias de los labradores en carros enramados y entoldados y las mozas y mozos luciendo sus mejores galas; de vez en cuando, veíanse romeros, que, en cumplimiento de un voto, iban a pie y descalzos, y aún se daba el caso de alguno que, parte del camino lo hacía de rodillas. Después de Misa, comenzaban los bailes en el campo; allí acudían vendedores de la capital y de otros pueblos de la provincia y de fuera de ella, pequeños industriales, quincalleros, titiriteros y ciegos repentistas que sacaban una copla en la que se hacia la semblanza de aquel  a quien pedían limosna. A mediodía cada familia se retiraba a la sombra de su carro y comían la olla, con todos sus adminículo y alguna vianda de añadidura que habían llevado de León, mientras que los aldeanos se atracaban de escabeche, que en grandes pipotes, y en inmensas cantidades se vendían al aire libre. Concluido el yantar, volvían a organizarse los bailes de dulzaina y tamboril hasta las cuatro o las cinco de la tarde hora en que principiaban a disponer la vuelta a la ciudad o a sus pueblos. El regreso de la romería era no menos pintoresco; las mozas cantaban en competencia y las de un carro procuraban levantar el grito para que no se oyese a las del otro; los hombres, movidos del ejemplo y animados por la libaciones, tomaban partido por unas o por otras, con lo cual, la algazara era ensordecedora. La gala era entrar en la ciudad todavía con el mayor ahínco que en el camino.
____

– camiones desdibujan en cuadro tan leonés, tan castizo. Quizá en este mismo año veamos amenizada la tradicional Romería de la Virgen del Camino con cuadrillas de Aeroplanos haciendo giros majestuosos sobre el Santuario, como prueba de que León, no entiende de progresos, sin que estos se rindan en vasallaje de amor ante la milagrosa imagen del Camino. La instalación del gran Aeródromo militar cerca del templo de la Virgen hará que los fieles en los tiempos venideros, se reúnan, con mayor facilidad, alrededor del Santuario, y los valientes aviadores españoles, no sabrán salir, mientras exista la magnífica base de aviación sin que la Virgen del Camino los despida y los traiga, protegiéndolos y ayudándolos en los trances apurados y dolorosos.

¡Las tragedias de la guerra y del aire tendrán aquí un consuelo supremo: la Virgen leonesa de los Dolores!

Volver al índice

________________

EL ARTE EN LA VIRGEN DEL CAMINO

La imagen que veneramos hoy es de madera, tiene 0,85 metros de alta, y sobre las rodillas sostiene el cuerpo muerto de su Divino Hijo. Alrededor de la peana corre una inscripción, en caracteres góticos, con las conocidas palabra de Jeremías: ¨!Oh! vos omnes que transitis per viam, atendite et videte si est dolor sicut dolor meus: ¡Oh!, vosotros que pasáis junto al camino, atended y ved si hay dolor como el dolor mío¨.

Este tipo de letra indica que la imagen es de principios del siglo XVI. ¿Quién la hizo? ¿Es la misma que se apareció al pastor?

Sobre el autor de esta imagen no tenemos más que sospechas. Es una talla que no puede ser atribuida a ninguno de los grandes imagineros que por entonces trabajaban en León. Ni Horozco, que nos dejó el bellísimo Descendimiento, de San Marcos; ni Valmaseda (1), que talló, probablemente, las soberbias esculturas de la Capilla de Cristo de la Catedral; ni Juan de Colonia, o Volonya, ni Badajod hijo, pueden ser autores de la milagrosa imagen del Camino. Como efigie, es indigna de ellos. La figura de la Virgen es angulosa, aviejada; son demasiado rígidos los pliegues de las ropas, y el cuerpo muerto de Jesús es tieso, con excesiva dureza. El conjunto, sin embargo, visto a distancia, inspira compasión y ternura. El autor no sería un maestro, pero sentía la piedad, y supo dar a las imágenes tonos de dolor sereno, sin retorcimientos ni violencia. ¿Estaría así la Virgen cuando se apareció a Alvar Ximón? De seguro que sí. Y eso que el relieve de una de las puertas de entrada al Camarín, en que se representa la Aparición, es la Asunción la que se aparece. Dislates de los artistas del siglo XVIII.

Fue León una de las primeras ciudades en donde evolucionan las ideas artísticas, con más rapidez a principios del siglo XVI. Los nombres extranjeros de artistas de fama, como Juan de Colonia, Darphe y e mismo Juni, son indi –

____
(1) Según Cean, Balmaseda ¨es de lo mejor que trabajaba en su tiempo antes de la vuelta de Berruguete¨. Hay varias obras suyas en la Catedral de Palencia, y de León era vecino en 1524, según el libro de ¨Rueda¨, de la iglesia del Mercado, pues como vecino de León tasa el retablo que hicieron J. Alon-y B. Herrera.
___

– cios de que llegaban a León las corrientes del Renacimiento, ora traídas por Obispos italianos, ora empujadas por la Nobleza leonesa que en Italia, Francia y Alemania tenía cargos diplomáticos y militares. Lo cierto es que aquí nació el arte Plateresco. Sin embargo, la Virgen del Camino nada tienes de renaciente. Es una imagen hecha acá, por autor, hasta ahora desconocido, que no supo o no quiso inspirarse en modelos de factura irreprochable, como los que abundaban en la Catedral, ni acertó a dar a las figuras la flexibilidad armónica, la nerviosidad expresiva de los nuevos artistas. Así y todo tiene esta imagen un mérito indiscutible: el de acertar con la idea del inspirador, ejerciendo sobre los devotos esa fuerza de atracción sugestiva, creadora en las almas de amores tiernos, de consuelos inefables. Mejor es la imagen que se venera en la Catedral, y es una copia del siglo XVIII, pero no tiene el don supremo de interesar como aquélla (1).

_____
(1) Más de 40 efigies hay en España modeladas y ejecutadas por autor desconocido o por manos de los Ángeles, como la Cruz de la Victoria, de Oviedo, y la Virgen del Tránsito en Zamora. Imágenes Dolorosas parecidas a la de la Virgen del Camino, abundan en la Diócesis. La de la Catedral –a la que cada día hay más devoción- tiene ya capilla de su nombre desde 1903. Antes estaba en la Capilla del Nacimiento, hasta las obras de restauración, durante las cuales se llevó a la de Santa Teresa. Hoy ocupa toda la antigua Capilla de San Cosme y San Damián, fundada en 1230 al ser anexionada a la Catedral la famosa abadía de Abeliare, orillas del Torio, verdadero Seminario en donde cultivaron, durante el siglo X, las ciencias, las artes y hasta la industria mozárabe.

Hay, además, en la Catedral una vidriera a la entrada del mediodía, obra moderna y pobre de ejecución.
____

Por los datos que hemos podido tomar del Archivo Municipal, nos queda la sospecha, bastante fundada, de que puedan ser autores de esta imagen alguno de los entalladores de la Catedral, como Roberto, Herrera o Juan Alonso, quienes en marzo y mayo de 1514, piden al Ayuntamiento dinero que se les debía de la obra que tenían contratada en la Virgen del Camino. Como entalladores no podían tener otra obra pendiente que la de los dos retablos y la talla de la Virgen. En agosto de 1514 pide Alvar Ximón al Ayuntamiento que vayan a la Virgen del Camino el Juez del Rey y el Corregidor para ver la obra de madera. ¿Sería para que viesen ellos la obra que hacían Roberto y Herrera?

El arte en la Virgen del Camino no abunda en objetos bellos. ¡Fue robada tres veces! Fuera de las andas que sirven de trono y que demuestran el buen gusto del platero leonés Antonio Vega, apenas hay objetos dignos de mérito. Las andas, según reza una inscripción colocada en una tarjeta de la cornisa, fueron terminadas ¨siendo Corregidor de dicha ciudad y Protector de dicho Santuario el Sr. D. Tomás Moreno y Pacheco, del Consejo de su Majestad, año 1715¨.

Unas pinturas de Pablo Solórzano – 1739-43 – en las pechinas de la media naranja, y cuatro mujeres Bíblicas en los lienzos del pequeño crucero, a saber: Judit, Jael, Abigail y Rebeca; los relieves de las puertas de entrada al Camarín, con las escenas de la Aparición al pastor y el cautivo de Villamañán; la hermosísima lámpara de plata hecha en 1598 por el orfebre leonés Fernando Arguello, y regalada por la ciudad, siendo Corregidor Alonso Henriquez, la cual fue hurtada a la rapacidad de las tropas de Napoleón por un ardid ingenioso de una devota; cuatro ÓVALOS  de cobre, colocados en los ángulos del Camarín, preciosas pinturas que representan la Anunciación, Adoración de los Pastores y de los Reyes y la Huida a Egipto y, por último, dos alabastros en el Camarín, detrás del altar mayor, uno con la escena del Descendimiento y otro con San Jerónimo, y que son, sin duda, dos joyas de arte positivo dignas de Jordan, de Juni y más probablemente, de Becerra; eso es todo lo que queda de aquella riqueza en alhajas de plata, de telas preciosas, de mantos riquísimos de que hablan los antiguos inventarios. De los cinco retablos que tiene el templo, los dos que hay al lado de la verja dedicados al Santo Cristo del Amparo y a San Bartolomé, el del Altar mayor y los dos laterales de San José y San Froilán, son de la época decadente y nada tienen que ponderar. Con decir que son del siglo XVIII, basta. ¡Lástima que al construirse éstos se regalara a los artistas los viejos (1) que había (2) y más lástima que se hayan perdido aquellos dos de que se habla en la entrega de D.ª Leonor y que eran de seguro de Roberto y de Herreras! Los fresco del Camarín y los cuadros que hay en la iglesia, carecen de mérito artístico, si exceptuamos dos tapices pequeños.

____
(1) Los tres retablos antiguos habían sido hechos en Palencia por Juan Sedano en 1659 según Leg. 10.095, Arch. Catedral, fol. 25 ¨se dieron y pagaron a Juan Sedano, vecino de Palencia, por cuenta de los retablos que hizo de la Virgen del camino, 300 reales¨. En 1662 –Leg. 9.440, ¨se pagaron a Juan Sedano, vecino de Palencia, escultor, por los retablos de la Virgen del Camino, 225 reales vellón se le acabó de pagar¨.

(2) Apéndice 4.
_____

LA IGLESIA

Viéndola, se vienen a la memoria el nombre de Baltasar Gutiérrez el templo de San Marcelo de la ciudad. Son los mismos planos, la misma traza, casi las mismas dimensiones. Tres naves, un crucero corto, columnas robustas, arcos renacientes, un Camarín en lugar de ábside y una sacristía en los portales del noroeste, he ahí todo. Dos pórticos sobre el sur; la imagen de San Miguel y sobre ella un escudo con la Armas Reales, como prueba del Real Patronato. Sobre la puerta del mediodía, en una hornacina pobre, descansa la Dolorosa toscamente ejecutada; a los lados de la portada dos lápidas: una recordando el aniversario de la Aparición -1905- hecha por el conocido artista Julio del Campo, y en la otra la fecha de 1702 cuando se terminó la obra principal.

La portada del norte es más interesante. Un arco ojivo nos habla de la ermita construida por los hermanos Saiz, desde 1514-1516, y nos indica la orientación de la ermita, de norte a sur, mirando la entrada al camino Francés, que allí corría paralelo a la actual carretera. Desapareció la antigua ermita en 1645 para empezar la Capilla Mayor primero, y poco después todo el edificio. Sólo nos queda de la antigua, tasada por Badajod y Horozco, cuando no estaba terminada, y por cuya obra entregó el Ayuntamiento en 1514, agosto –arch. munic.´10.400 maravedís a cuenta, el arco de la puerta de norte, y eso un poco más elevado de lo que debió de estar (1).

La riqueza del santuario a fines del siglo XVI, bien nos la pregona ¨La Pícara Justina¨, y ya por entonces pensaba el Cabildo ampliar o construir de nuevo  otro edificio, digno de la popularidad de la Virgen del Camino, porque entre –

____
(1) Leg. 10.095 Cat., fol. 32: ¨se mandó levantar el arco de la puerta que mira al Humilladero, hasta el nivel del portal¨.
____

– otras Actas Capitulares, está sangrando la de 21 de agosto de 1595 –a raíz de la Romería, en la cual no cabría la concurrencia- en la que, ¨se cometió al Chantre y al Sr. Dr. Córdoba suplicaran al Sr. Obispo –era el Sr. Aparicio, sobrino de Trujillo- fuese servido de yr un día a visitar a aquella santa hermita para que hecha la visita y vista la necesidad que ay de edificar, su señoría diese licencia y la traza correspondiente, mandando al Maestro de la obra hiciese una reseña, y se pusiese mano en dicho edificio¨. El Maestro Arquitecto no era otro que Baltasar Gutiérrez, y en Actos posteriores consta que hizo unos planos para la Virgen del Camino, conforme a los cuales empezó la obra el Sr. Risoba, en 1645, época en la  cual, después de muerto Naveda, no había en la Catedral, más que  un aparejador (1).

Los libramientos que hizo el Cabildo para pagar la obra en estos años están, según libros de Cuentas, a nombre de Bartolomé Iglesias, y los encargados de ejecutar los planos de Baltasar Gutiérrez (2), fueron, para la Capilla Mayor, –

____
(1) Según el mismo Legajo, la piedra blanca se trajo de Boñar y la caliza de La Valcueva

(2) De Baltasar Gutiérrez quedan buenas obras en la Catedral, como el plano del trascoro hecho por Juni y Jordán. San Marcelo, fue construido a expensas del Cabildo –actas 158-70- y se hizo y terminó, según los planos de Baltasar Gutierrez, por Rivero, el que hizo Eslonza y S. Benito de Valladolid.

En el Camino, la torre no debió de estar trazada en la forma que está ahora, tal como lo hizo en 1776 el Arquitecto Francisco Arias –costó 6.300 reales- sino que en el plano primitivo, debió el templo de llevar las torres.
____

 – el maestro Zorlado, y para el cuerpo de la iglesia, desde 1664, el Maestro Marcial de Liorca, según acuerdos del Cabildo. En el Leg. 9978, fol. 75 se dice que escribe Zorlado pidiendo dinero por la obra de la Virgen del Camino. Se le contesta que se le pagará cuando acabe la obra.

Volver al índice

___________________________

LA VIRGEN DEL CAMINO EN NUESTROS DIAS,

LA CORONACIÓN

Desde la implantación del régimen constitucional, sufrió León las algaradas, las revoluciones, los trastornos de todo el siglo XIX, y la Virgen del Camino vio decaída la devoción; fue robada varias veces con una impunidad sospechosa, enfriándose, por tanto, la piedad y generosidad de los leoneses. Por fortuna, desde principios del siglo XX, la reacción religiosa avanza y la devoción a la Virgen del Camino crece de día en día; las peregrinaciones son frecuentes y concurridas; las Novenas en las Catedral sobrepujan a todas las conocidas, y si el R. Patronato cediera sus derechos a los Obispos leoneses, el Santuario se transformaría en poco tiempo. Ya es un hecho la creación de la Parroquia de la Virgen del Camino, segregada de la de Fresno por auto Episcopal de 22 de diciembre de 1921, y por R. Orden de 21 de setiembre de 1922 (1).

Es indiscutible que para la Virgen del Camino empieza ahora una era de prosperidad y de pujanza, no sólo con la creación de la parroquia, sino con el crecimiento de la población, con motivo del gran Aeródromo que, por cuenta del Estado, se está construyendo allí. Por otra parte, la reacción religiosa augura días de gloria para –

____
(1) En un libro de cuentas de la Virgen del Camino, que me ha enseñado el actual Administrador D. Casimiro Fernández, a quien debo toda clase de facilidades en el Archivo del Santuario, del año 1806 hay una nota firmada por el Escribano Álvarez Ocón –que hizo un catálogo de documentos que se perdió- que dice así: ¨a consecuencia de un oficio que pasó el Ilmo. Sr. Don P. Luis Blanco, Obispo de esta Diócesis, al Sr. D. Orencio de Santolaria y Ramírez, Corregidor de esta ciudad y Vice-patrono en nombre de S. M., del R. Santuario de la Virgen del Camino, relativo a que para instrucción del expediente que por R. Orden está formando sobre que se erija en parroquia dicho Santuario, la remita un estado de cuentas del último quinquenio¨.

En 1642 –Leg. 9.976, Arch. Cat.-, se queja el Párroco de Fresno de que se hacían en el Santuario casamientos y entierros por los Capellanes. El Cabildo acordó –fol. 27- que ¨como el santuario, de goteras adentro es exento¨, podían los capellanes, con permiso del administrador, hacer actos Sacramentales.
____

– su ciudad, que parecía dormida e insensible a las tradiciones que señala con letras de oro la Historia leonesa.

El actual Prelado, como buen leonés, siente por la Patrona de toda la región leonesa un cariño grande y un entusiasmo extraordinario, y él y la pujante HERMANDAD de Señoras, han de llevar a cabo obras importantísimas.

Aunque ya desde 1738 se viene llamando a la Virgen del Camino ¨Patrona de todo el Reino de León¨, y en una R. Cédula de 1778 se la da el mismo título, hasta nuestros días no ha tenido solemne y autorizada dedicación de tan honroso nombre para los leoneses. En marzo de 1914, su Santidad Pío X, accediendo a los vehementes deseos y súplicas del Sr. Álvarez Miranda, Obispo de León, concedió el RITO de DOBLE de 1ª clase a ¨Los siete Dolores de la B. Virgen María, Patrona principal de la región leonesa¨, para el 15 de setiembre.

Con la creación de la nueva ¨Hermandad¨, puede decirse que la Virgen del Camino entra en un período de vida nueva y fecunda. Se fundó en 1904 con el título de ¨Hermandad de Oración y Honor de N. S. del Camino, de León¨, por aquel Sacerdote celosísimo que se llamó D. Antonio Alonso, Maestro de Ceremonias de la Catedral (q. s. g. h.). La erección canónica data de 31 de mayo de 1905, y a fines del año siguiente contaba con miles de socios, hombres y mujeres de la ciudad y de la Diócesis, de Madrid y de América, todos leoneses entusiastas y fervorosos (1). La Hermandad celebra, por lo menos, dos funciones al año: una el día 2 de Julio, aniversario de la Aparición, y otra el 29 de setiembre. En 30 de julio de 1915 se erigió otra Hermandad de Caballeros, y ambas Asociaciones están trabajando para que sea un hecho la Coronación canónica de la milagrosa imagen del Camino. Este proyecto, que en el Sr. Álvarez Miranda parece una obsesión santa, viene elaborándose desde 1917, en cuya fecha se suscribieron los Cabildos Catedral y Colegial, el Clero legionense, la Diputación, el Ayuntamiento de la ciudad y los de Armunia, Villaturiel, Garrafe, Valverde, Villadangos, Santovenia, Chozas, Villaquilambre, Valdefresno, Cuadros, Sariegos, Onzonilla y multitud de devotos que acudieron con su óbolo al llamamiento del su Obispo. La Santa Sede concedió la autorización para la Coronación, accediendo gustosa a los deseos de Prelado. Con este motivo se celebró en el Santuario, en 9 de setiembre de 1917, una función de acción de gracias que recordamos con orgullo todos los leoneses (2). Se nombraron Juntas delegadas para la recaudación, se publicaron circulares, se editó un Revista, y, como siempre, fue el pueblo pobre, el pueblo fervoroso, –

____
(1) Apéndice 5.

(2) Apéndice 6.
____

– quien hizo que hoy tengamos construida la hermosísima Corona que ha de ceñir la cabeza de la milagrosa imagen. La Corona fue encargada al notable Orfebre y Sacerdote D. Félix Granda, cuyos talleres de Madrid tanta fama están dando al arte español.

Es de forma de Corona Real rematada por una esplendente cruz sobre fúlgido globo, presentando, maravillosamente combinadas en los grupos de airosas palmas, Ángeles bellísimos, y otros detales delicados de exornación. En el áureo círculo de la diadema, entre recuadros de sutilísima filigrana, fulguran los brillantes, primorosamente agrupados. Toda ella es un conjunto armónico, brillando, sobre el oro purísimo, y en competencia, las perlas, los rubíes, los topacios, los zafiros… ¡Todas ellas, joyas que fueron el encanto, el orgullo y la envidia de damas leonesas, las cuales ahora brillarán sobre la cabeza de la Virgen Dolorosa, para testimonio de amor, de devoción, de vasallaje espiritual a la Patrona de la mujer leonesa, rendido por mujeres que en eso cifran sus esperanzas, en ser y llamarse ¨Siervas y Comareras de la Virgen del Camino¨!

La construcción de la corona es u augurio de lo que será pronto el Santuario, bajo la dirección de la ¨Hermandad¨, sobre todo estando al frente de ésta leoneses tan entusiastas y activos como los canónigos de la Catedral M.I. Señores D. Miguel Álvarez y D. Salvador Quintanilla, a quienes oímos asegurar que en este año de 1925 se hará la tan deseada Coronación de la Virgen.

Una de las causas de la decadencia del Santuario en el siglo XIX, fue, sin duda, la poca confianza que los fieles tenían en una administración intervenida, en nombre del Rey, por el Gobernador y el Delegado de Hacienda de la Provincia, los cuales, por sus ocupaciones, vivían, de ordinario, al margen de los intereses del Santuario. Hoy, gracias a las gestiones del Sr. A. Miranda, la administración de la Virgen del Camino ha vuelto a sus cauces canónicos y legítimos. Por R. Orden de 3 de noviembre de 1920 se dispone que la recogida de limosnas, y aprobación de cuentas sean función propia y exclusiva del Prelado de León, el cual se hizo cargo de la llaves que le entregaron el Gobernador y el Delegado y nombró dos Claveros, al Arcipreste del distrito y al Administrador, quienes con los delegados del Obispo han de abrir las arcas de limosnas, y recoger todos los donativos.

Con motivo de la próxima Coronación Canónica de la Virgen del Camino, crece el entusiasmo de leoneses y recientemente se han hecho espléndidos regalos a la Patrona del Reino de León. El leonesismo que empieza ahora a retoñar en forma de Regionalismo sano, conforme a los moldes históricos, no sabe prescindir en la manifestaciones de su vida, del nombre de la Virgen del Camino, cuyo Santuario será –ahora que se ha encauzado la administración- dentro de poco el símbolo glorioso de las libertades leonesas y el centro desde donde irradiarán a la Repúblicas Americanas y a todas las regiones en donde los leoneses viven, las lumbre del amor a la patria chica, encendidas en el hogar de la Virgen del Camino. Con sólo haber anunciado el bondadoso Prelado legionense la próxima Coronación, se han hecho los siguientes regalos de importancia:

El distinguido leonés D. Indalecio Llamazares, un manto de riquísimo terciopelo morado, bordado en oro.

Otro de brocado de oro, muy rico también; regalo de los Sres. D. José Eguiagaray Mallo y su distinguida esposa.

Actualmente, en los talleres del Sr. Granda Buylla, se están construyendo un Viril, de mucho valor por su materia (gran cantidad de plata y oro y piedras preciosas, procedentes en parte de la joyas de D.ª Esperanza Canseco) que los herederos del Excmo. Sr. D. Fernando F.S. Chicarro (q.e.p.d.) secundando los deseos de éste, que sorprendido por la muerte, no pudo realizar, han regalado. La obra será de un mérito artístico grandísimo.

También la Sra. Vda. De Arriola, D.ª Asunción F. S. Chicarro, Presidenta de la Hermandad, tienen encargado a los mismos talleres dos preciosos Candelabros. La Sección de la Hermandad existente en Madrid, en la que figuran todas la damas leonesas allí residentes, proyectan otro regalo, digno de su devoción a nuestra Virgen.

Aún hay mucho que hacer, y sería de desear que la generosidad de los leoneses se orientara de acuerdo con los deseos de la Hermandad.

De mantos riquísimos está el Santuario bien abastecido. No abundan, en cambio, ropas litúrgicas, ni vasos sagrados, ni objetos de arte – todo fue robado en el siglo XIX- y el edificio aún está esperando la construcción de otra torre, según los planos primitivos, y el enlosado del atrio. Por otra parte, los fieles, que son tan pródigos en regalar montones de cera ´de ordinario de pésima fabricación-, no se dan cuenta de los perjuicios que se hacen al templo, cuyas paredes y bóvedas se ahúman demasiado. Mejor que mucha cera convienen limosnas, con la que se atiende al culto de una manera racional y litúrgica.

El tiempo, que todo lo vence, y la piedad de los leoneses, harán presto del Santuario de la Virgen del Camino un centro de atracción religiosa y un foco de amores regionales.

Si el Sr. Risoba esperaba un río de limosnas, durante la construcción del templo, desde ahora, los fieles acudirán con mayor generosidad a los gastos ordinarios del Santuario, seguros de que sus limosnas no han de tener otro destino que el honor, la gloria, de la Santísima Virgen y el esplendor del culto a su milagrosa imagen.

Dios y la S. Virgen del Camino harán que sea pronto un hecho la Coronación de la más popular de las Dolorosas leonesas.

A.M.D.G. Y D.L.S.V.D.C.D.L.

Volver al índice

_________________________
_________________

NO INCLUIDOS EN ESTA PÁGINA WEB LOS SIGUIENTES APÉNDICES Y ESCRITOS:

Página 107 APÉNDICE 1 LEÓN, PAPA X. (ARCHIV. CONCEP. Y SANTUARIO)
___________________________

Página 111 CÉDULA REAL. (ARCHI. CONCEPCIÓN)
______________________________

Página 117 APÉNDICES 3 Y 4 ESCRITURA EN SEVILLA; 28 de febrero 1731. ZEDULA PARA HACER BARIAS OBRAS Y ESCUSAR OTRAS COMO SE PREVIENE EL REY
__________________________:

Página 125 A la Hermandad de Ntra. Señora del Camino

____________________________

Página 133 A los devotos de Nuestra Señora del Camino

_____________________________

Página 137 NOVENA A NUESTRA SEÑORA DEL CAMINO Modo de hacer esta Novena.

______________________________

Volver al índice arriba

Página 147
ÍNDICE (Ver arriba)

Invocación.
Culto a las Imágenes de la Virgen   Pág. 5
Las Dolorosas      Pág. 11
Las Dolorosas en España    Pág. 14
Aparición de la Virgen del Camino en León  Pág. 22
Milagros de la Virgen del Camino   Pág 67
Novenarios y Romerías de la Virgen del Camino  Pág. 81
El arte en la Virgen del Camino    Pág. 90
La Virgen del Camino en nuestros días. Coronación Pág. 98
Apéndices      Pág. 107 (no incluidos en esta página web)

FIN DEL LIBRO

Volver al índice arriba

______________________
__________________________
_____________________________

Gracias por comentar, añada datos. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s