Víctor de Felipe Martínez

Relatos sobre la vida de D. VÍCTOR DE FELIPE MARTÍNEZ

Excursion de D. Víctor para niños y niñas de Crémenes a Mallorca

Excursion de D. Víctor para niños y niñas de Crémenes a Mallorca

Éramos niños pequeños y Víctor de Felipe tuvo unos años, que al finalizar el curso, nos tenía preparadas unas vacaciones.

Gracias a él conocimos Asturias, Galicia, Santander, Las Canarias, Palma de Mallorca y algo del Sur, Madrid…

Nos enviaba unos 15 días a un hotel con todos los gastos pagados.

Empezó enviando a las niñas y luego a los niños, después íbamos todos juntos, unos 20 aproximadamente cada año. El mandaba a gente con la maestra para que ayudara a cuidarnos, como Mari la del bar, y D. Máximo el Sr. Cura.

Aquellos niños y niñas de 10 años conocimos en Mallorca las famosas Cuevas del Drach. Tenían dentro canoas con músicos que nos daban un concierto, la canoa que usaban era grande y tenía luces todo alrededor.

En el barco que nos llevaba por el mar nos agasajaban con aperitivos, zumos y también había champán.

Nos gustaba ir en avión a algunos destinos. De Crémenes, tan pequeños y en avión!. Olé

En la excursión a Mallorca, en Manacor vimos la fábrica de perlas Majorica.

Nos alojábamos en el Hotel Bahamas en el Arenal de Palma de Mallorca.
En los lugares que visitábamos el itinerario era playa, visitas a la ciudad…

En Gijón después de bañarnos en la playa, por las tardes visitábamos el Parque de Isabel la Católica con frecuencia. Nos llamaba la atención los pavos reales que no veíamos en Crémenes.

Desde la Rias Bajas fuimos a Santiago de Compostela que celebraba el Año Santo y había mucha fiesta.

En Canarias vimos una de las destilerías de licor. Y nos gustaba mucho el mar y sus playas.

En Madrid vimos muchos sitios. Y muchas calles pequeñas eran más grandes que Crémenes. Y vimos el Museo del Prado, tan grande y lleno de dibujos.

D. Víctor de Felipe Martínez, Sr. Cura D. Antonio Pagín

D. Víctor de Felipe Martínez, Sr. Cura D. Antonio Pagín, Nisio y Marcelo antiguos alcaldes de Crémenes

Todos los años cuando íbamos de vacaciones D. Víctor de Felipe nos regalaba el bañador para la playa.


D. VÍCTOR DE FELIPE MARTÍNEZ nacido en Sahagún, hijo de Guardia Civil, de muy pequeño vivió en el antiguo cuartel de la guardia civil de Crémenes (así lo atestigua una hermana y hermano que aún viven en León). D. Víctor fue militar y tuvo una pequeña compañía aérea ´Transeuropa´.

D. José González (el Canónigo) en su ¨Libro de Crémenes¨  escrito en 1949 dice: ¨Otro veraneante que pasa aquí el verano con su familia, es aquel aguerrido oficial de la Legión, de quien tanto se ocupó la prensa de 1939, con motivo de su entrada en Barcelona, guiando una sección de carros, y llegando impertérrito hasta el Ayuntamiento barcelonés. Es Víctor Felipe Martínez, leonés de cuatro cepas, el cual desde muy niño – de pocos meses – vivió en Crémenes, hijo del entonces cabo de la Guardia Civil don Victoriano Felipe Solturas.

Víctor es, hoy, alto burócrata de una importante Sociedad Industrial de Madrid, y también nos deja el bello recuerdo de su generosidad, regalándonos un objeto de arte, que traerá en estos días de Barcelona.¨

Crémenes, inauguración de la Plaza Víctor de Felipe Martínez

Crémenes, inauguración de la Plaza Víctor de Felipe Martínez

Se recordará siempre su colaboración a la nueva Iglesia de Crémenes por el ´objeto de arte´ que trajo de Barcelona, la imagen de San Pedro, valiosa y bella escultura en madera, central en el retablo, esculpida por el imaginero y escultor español Luis Ortega Bru.

D. Víctor corrió con los gastos por las cuadras de Emilio y Milce abriendo espacio para la Iglesia y el nuevo camino (carretera) de Corniero.

Mucho de la plaza mayor de Crémenes se debe a sus generosas aportaciones y está dedicada a él, como reza la placa en su honor.

Se cuentan relatos acerca de lo mucho que promocionaba la ´Luche Leonesa¨, las Aluches de Crémenes eran famosas en su tiempo.

2 pensamientos en “Víctor de Felipe Martínez

  1. Algunos niños apenas teniamos siete años y mi primera excursión a Santander la recuerdo como si fuera ayer.

    Nunca había visto el mar y entre el miedo y asombro, Don Máximo, que también nos acompañaba, nos cogía de la mano a dos niños y nos entraba corriendo mar adentro. Tragamos mucha agua, seguro, pero el resto de los días ya teníamos confianza de bañarnos y de difrutar de las olas. Estoy segura que muchos niños aprendimos a nadar en estos viajes.

    Esta es una de las muchas anécdotas que tengo para contar, gracias a Don Victor de Felipe, que se volcó a cambio de nada con todos los niños de Crémenes.

    Desde esta página que se le dedica, recordamos historias vividas en aquellos viajes que hicimos, que fueron unos cuantos.

    Nuestros recuerdos sirven de agradecimiento para una gran persona como fué Don Victor de Felipe.

    Me gusta

Gracias por comentar, añada datos. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s